Compromiso de los farmacéuticos con los ODS a través del Punto SIGRE

Tribuna de Juan Carlos Mampaso, director de SIGRE

183

Con la pandemia como catalizador, pero sin olvidar su compromiso con un mundo más sostenible e inclusivo, el foro de Davos se centrará este año en trabajar juntos para recuperar la confianza.

La añorada “normalidad” debe basarse, ahora más que nunca, en preservar la Agenda 2030 y acelerar los resultados previstos en los ODS, sin dejar a nadie atrás. Y es que, aunque siempre se ha considerado fundamental para lograr los ODS trabajar juntos mediante alianzas entre los diferentes actores del planeta (gobiernos, sector privado y sociedad civil), hasta ahora se había hecho poco hincapié en las alianzas sectoriales, que proponen considerar como aliados a las organizaciones del mismo sector para hacer frente a los desafíos comunes que plantea el desarrollo sostenible.

Un claro ejemplo de alianza sectorial es SIGRE, donde las farmacias, laboratorios y distribución llevan trabajando durante más de dos décadas de manera conjunta, contribuyendo de manera destacada a aquellos ODS más ligados a la salud y al medio ambiente.

Recuperar la confianza en las instituciones y en las empresas no solo es capital por ser esta un atributo ineludible, sino también porque contribuye al desarrollo. Diversos estudios han demostrado que la confianza tiene relación con resultados positivos de desarrollo social, económico y de desempeño en otros temas.

Desde hace varios años los farmacéuticos han sido considerados por la sociedad como uno de los profesionales de mayor confianza. Su compromiso con el entorno y su accesibilidad ponen de manifiesto la labor que realizan como agentes de salud pública

Precisamente, la confianza depositada por las autoridades medioambientales y sanitarias y por los ciudadanos ha contribuido a posicionar a nuestro país a la vanguardia del reciclado de envases y residuos de medicamentos a través del Punto SIGRE de la farmacia.

Pero el compromiso de los farmacéuticos con la sostenibilidad se manifiesta también en el ejercicio de su propia actividad asistencial: ocho de cada diez farmacéuticos han adoptado medidas de carácter medioambiental en su establecimiento en los últimos tres años. Esta sensibilidad y conocimiento sobre el impacto del medioambiente en la salud ha quedado refrendada con la gran acogida de la web Ecofarmacia de SIGRE, un recurso que muestra las principales medidas que pueden adoptar las farmacias para reducir su huella ecológica. 

La cercanía de la farmacia a la sociedad es un activo para concienciar en el cuidado de la salud y el respeto del entorno y para liderar la consecución de los ODS que abren el camino a un futuro más sostenible. Porque detrás de todo profesional farmacéutico hay mucho más que un experto en medicamentos.