Premios BiC 2020

La primera ola de la COVID-19 sorprendió a toda Europa. No fuimos capaces de ver que ese virus que había paralizado China, podría paralizar cualquier país del mundo. Y lo hizo. La segunda ola nos volvió a pillar de sorpresa. Los expertos esperaban que esta llegase más tarde, cuando el frio golpease con más fuerza al país. Ahora, toda Europa lucha para conseguir doblegar esta segunda curva apostando por las restricciones como principal medida de freno. El físico alemán Albert Einstein decía que si se busca conseguir resultados distintos no se puede hacer siempre lo mismo. Es cierto que las medidas restrictivas son efectivas para reducir la transmisión del virus, pero al mismo tiempo estas impactan de forma durísima en un tejido económico cada vez más debilitado. Entonces, ¿podremos alcanzar el equilibrio?

Los centros de atención primaria tendrán que enfrentarse a la vacunación y diagnóstico de la COVID-19. Las farmacias deben ser claves para ayudar

La responsabilidad individual es clave. Si todos cumplimos, frenaremos al virus. Pero igual de importante es apostar por el diagnóstico. La Comisión Europea lo tiene claro: los países tienen que apostar por la realización de test de antígenos masivos. En esta crisis sanitaria el tiempo es oro; y eso es precisamente lo que ofrecen estos nuevos test. Y si, además, se amplía su acceso a la mayoría de los ciudadanos que puedan necesitarla el avance que se realizaría sería decisivo. ¿Se imaginan despertarse con dolor de garganta, de cabeza o con un pequeño resfriado y poder realizarse un test rápido en la farmacia que está a 100 metros de su casa?

Las farmacias han demostrado desde hace muchos años que son centros sanitarios seguros. Están dispuestos a colaborar y a adaptar sus boticas para asegurar que el circuito es seguro. El Colegio de Farmacéuticos de Madrid lleva meses trabajando con la Comunidad de Madrid en un plan específico para asegurar la seguridad durante la realización de test. Un plan que ahora solicita el Ministerio de Sanidad. Una vuelta más en el debate que no hace más que retrasar una medida que puede ser clave para doblegar la curva y pasar unas Navidades y un 2021 con cierta tranquilidad en los centros sanitarios españoles. Y no podemos olvidar que la vacuna llegará en unas semanas. ¿Podrán los centros de atención primaria abarcar la vacunación y el diagnóstico COVID al mismo tiempo? Se trata de aplicar el sentido común. Nada más.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…