Premios BiC

El mundo entero tiene su mirada puesta en el desarrollo de tratamientos o vacunas que hagan frente a la pandemia de la Covid-19. Pero el reto no es solo que los datos consigan avalar la eficacia de una posible vacuna o un tratamiento frente al SARS-CoV-2. La producción para abastecer a todos los países de estos tratamientos supone un desafío, si cabe, aún mayor. Actualmente la producción global de vacunas está limitada, pues se pueden contar con los dedos el número de fábricas capacitadas para ello a nivel global… Un aspecto que la Comisión Europea tiene en mente. Por ello, es necesario anticiparse, apostar por el diálogo y la negociación y establecer protocolos claros para asegurar la protección de los más expuestos.

Europa ya trabaja en estas líneas. El diálogo con la industria farmacéutica parece fluido y constante. Y el objetivo para la Comisión ahora es intentar comprender, de la mano de las compañías, dónde están los cuellos de botella en la fabricación y puesta a disposición de vacunas. Así lo aseguró la directora general de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, Anne Bucher, quien mostró la capacidad de negociación de los organismos internacionales. Bucher tiene claro que la solución no debe pasar por las licencias obligatorias. Posición acertada, sobre todo, teniendo en cuenta el esfuerzo a nivel de investigación y de producción realizado por las compañías.

Algunas compañías han comenzado a producir a riesgo las vacunas que están desarrollando; es decir, están produciendo dosis sin saber si los ensayos ratificarán la eficacia esperada

Algunas compañías han comenzado ya a producir a riesgo las vacunas que están desarrollando. Es decir, están produciendo dosis sin saber aún si los ensayos clínicos ratificaran la eficacia esperada. Todo para poder asegurar el suministro mundial. De igual modo pasa con los tratamientos. Actualmente las fábricas están doblando esfuerzos para producir fármacos que continúan aún en estudios clínicos en distintos países.

Será importante también reconocer estos esfuerzos y facilitar que las compañías puedan desarrollar sus avances de forma ágil y facilitando el acceso a los mismos. Subsidios a la industria, utilizar el instrumento de ayuda de emergencia u otorgar créditos a través del Banco Europeo de Inversiones son algunas de las propuestas que Europa plantea para que la vacuna y el tratamiento más buscado pueda ser una realidad en todos los estados.


También te puede interesar…