Sin mascarillas obligatorias, pero sin perder la perspectiva de la pandemia

1859

A medida que el Plan de vacunación avanza, la euforia de una inmunización cada vez mayor se hace evidente. Y no es para menos. Los indicadores siguen bajando: camas ocupadas en UCI por pacientes con COVID-19, pacientes en UCI y mortalidad. Con casi 4 millones de casos y 80.000 fallecidos solo en España, según datos oficiales, la euforia del avance de las vacunas no necesita explicarse. Y no es para menos.

“El plan de vacunación del Gobierno y de las CC.AA. está siguiendo su curso y avanza con celeridad”

En cuanto al índice de positividad de los test diagnósticos, de situarnos entre el 10 y el 15% a comienzos de año ahora ha caído los nuevos positivos diarios al 5,6 % de los test realizados el pasado 10 de junio en España.

Planes de vacunación

“Cualquier ayuda es válida” ha asegurado la OMS.

El plan de vacunación del Gobierno y de las CC.AA. está siguiendo su curso y avanza con celeridad. Vacunas eficaces se están administrando en España y en la UE. El caso de países con un rápido plan de vacunación contra la COVID-19 como Chile, Argentina o las Islas Seichelles han visto un repunte de sus casos con altos porcentajes de vacunación de su población.

“países con un rápido plan de vacunación contra la COVID-19 como Chile, Argentina o las Islas Seichelles han visto un repunte de sus casos

Al parecer, se han vacunado la mayor parte con la vacuna SinoVac (de bandera China) no aprobada en occidente hasta hace escasos días por la OMS. Su eficacia versus las vacunas occidentales o las nuevas cepas pueden estardetrás de la razón de estos repuntes de contagios, aseguran los expertos.

El debate (prematuro pero entendible) es ahora en qué momento dejaremos las mascarillas y cuándo se vacunarán a los niños, o si es necesario. Pero mientras tanto, nos encontramos a las puertas de un verano donde los contagios se incrementarán. Es cierto que la vacunación limitará muchos de esos contagios de COVID-19, pero no evitará un repunte de casos a la vuelta de las vacaciones.

“El debate (prematuro pero entendible) es ahora en qué momento dejaremos las mascarillas y cuándo se vacunarán a los niños

Debates apartados: el tratamiento de la COVID-19

En el mejor de los casos, la COVID-19 será una gripe más, dicen los expertos. No tenemos la certeza del tipo de inmunidad que tendremos (por vacunación o por exposición previa al virus) pero será mejor que la gripe estacional, previsiblemente, que nos obliga a planes anuales de vacunación.

Debemos asumir que en el invierno de 2021-2022 serán de interés algunas de las cuestiones que ocupaban nuestra máxima prioridad hace escasos meses: test diagnósticos y tratamientos eficaces.

“Debemos asumir que en el invierno de 2021-2022 serán de interés algunas de las cuestiones que ocupaban nuestra máxima prioridad hace escasos meses: test diagnósticos y tratamientos eficaces

Dentro de los test diagnósticos, el acceso a test en farmacias resulta crucial. Internet dejará de ser el proveedor preferente y facilitará un conocimiento rápido a la población alternativo a las pruebas habituales de laboratorio, menos accesibles y con más tiempo de respuesta en algunos casos.

El ministerio de sanidad no ha podido concretar en qué fecha estarán disponibles. Unas vacaciones más seguras pasan porque la farmacia facilite los test diagnósticos de COVID-19. Será una recomendación más de la Unión Europea que muchos países han puesto en marcha ya. No deberíamos demorarlo más.

Nuevos tratamientos contra la COVID-19

En cuanto a los nuevos tratamientos, se investigan nuevos anticuerpos monoclonales de alta eficacia y algún que otro inhibidor de la proteasa están por venir con buenos resultados preliminares. Porque, aunque no queramos verlo, si la gripe no tiene tratamientos adecuados es porque no se han podido desarrollar. Pero muchos pacientes seguirán enfermando y muriendo de COVID-19, pero a algunos de ellos se les puede salvar con los tratamientos por venir. No tendrán esa suerte los enfermos de gripe.

Los tratamientos contra el SARS-CoV-2 tienen ahora una lenta aprobación por la Agencia Europea de Medicamentos. Por otro lado, los test diagnósticos en farmacias sufren de igual retraso en España. Ninguna de estas cuestiones debería ser ignorada. Ni hemos salido de la pandemia, ni podemos prescindir de ambas herramientas indispensables para seguir luchando contra la COVID-19 en ESpaña.