Sin diagnóstico molecular no llega la innovación en cáncer

148

El diagnóstico molecular en cáncer resulta crucial para que los pacientes que más se pueden beneficiar reciban el tratamiento adecuado. Los biomarcadores permiten identificar a los pacientes idóneos para un tratamento oncológico, por sus características genéticas. La eficacia y la seguridad de los tratamientos oncológicos mejora con los tratamientos que se han desarrollado para pacientes con determinadas perfiles genéticos.

“Los biomarcadores permiten realizar determinaciones de previsión de respuesta a los tratamientos oncológicos

El presidente de la Soc. Española de Oncologísa Médica (SEOM) en su visita a Gaceta Médica en enero de 2020, hace ahora un año.

En enero de 2020 el presidente de la SEOM, Álvaro Rodríguez-Lescure, realizaba una repaso en la redacción de GACETA MÉDICA sobre las prioridades del cáncer en España. Una de éstas era trabajar en una cartera común de biomarcadores. Los biomarcadores permiten realizar determinaciones de previsión de respuesta a los tratamientos oncológicos.

“La distinta  adopción de las CC.AA. en el uso y acceso a los biomarcadores es un problema sin resolver

Pero la distinta  adopción de las CC.AA. en el uso y acceso a los biomarcadores es un problema sin resolver, y que afecta a la equidad. Resulta fácil entender que un medicamento destinado a un tipo de paciente con una condición genética determinada requiere del test genético que lo identifique.

La alternativa es no administrar el medicamento, administrarlo sin la certeza de que el beneficio y la seguridad son mejores, o darle otra opción que no sea la idónea. Ninguna de las alternativas es válida. Porque se debe administrar el medicamentos más eficaz y seguro.

Cartera de biomarcadores

Rodríguez-Lescure ya alertaba de que era necesario avanzar en el uso los biomarcadores, especialmente en los que ya están bien determinados. Pero tras un año, la pelota ha crecido. Si resulta imprescindible para el correcto uso de los tratamientos oncológicos ¿Por qué razón no se aclara qué, cuándo y quién? La cartera de biomarcadores es dinámica y requiere que los oncólgos participen activamente en su diseño.

Biopsia líquida

La biopsia líquida también está presente cada año como tema central del simposio que se celebra en Santiago de Compostela, coordinado por Rafael López, Jefes de Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago. El especialista concreta que no sólo sirve para los tratamientos iniciales, sino que la monitorización de los tumores es posible con la biopsia líquida. Pioneros desde hace 10 años en el estudio e investigación de la biopsia líquida, ven con retraso cómo España se va quedando atrás.

En los próximos años se irán desarrollando nuevos test realizados a través de biopsia líuida que permitan avanzar en un diagnóstico más temprano de la enfermedad, una monitorización más precisa, y un tratamiento personalizado, dirigidos a las características del tumor.

Sin acceso a biomarcadores

El Estudio SEOM sobre el Acceso a Fármacos y Biomarcadores en Oncología 2019 mostró que no existe un procedimiento estandarizado ni un marco regulatorio para la evaluación, implementación y financiación de biomarcadores en la práctica clínica.

La comunidad oncológica ha alertado de que falta un Plan. Pero los biomarcadores no pueden esperar a un plan que tiene muchas otras tareas que resolver. El anunciado plan de cáncer en la segunda mitad de 2019 no muestra avances significativos. Los tiempos, las circunstancias actuales y los cambios ministeriales no facilitan fijar un rumbo claro en el abordaje del cáncer en España.

En breve será el día Mundial del Cáncer, y seguimos acumulando tareas por hacer en esta materia.