Retos de futuro de la farmacia oncológica

1454

Uno de los campos donde la farmacia de hospital (FH) está teniendo un especial protagonismo es en los medicamentos oncológicos. No sólo se trata de un area de mucha relevancia terapéutica, sino también de mucha innovación. La actualización del conocimiento requiere de una formación permanente. Además, en los últimos meses se ha puesto en valor la externalización de los tratamientos de medicación hospitalaria, y con ella la oncológica. En general, la imposibilidad o dificultad de realizar la administración de medicamentos en los hospitales ha acelerado el ritmo de un cambio ya iniciado.

“El paciente, que reúne las condiciones y así lo aconseja la práctica médica, debe estar alejado del hospital”

El paciente, que reúne las condiciones y así lo aconseja la práctica médica, debe estar alejado del hospital. Al menos, no debe ir al hospital si no es necesario. Algunos aseguran que esto es lo que hay que evitar cuando se obliga al paciente a acudir a una farmacia de hospital, en lugar de recoger su medicación en la farmacia comunitaria. Pero eso es otro debate.

Medicamentos de especial seguimiento y control

De lo que nadie duda es que determinada medicación requiere de un especial seguimiento y control, y la FH está preparada y asumirá responsabilidades cada vez más.

Una de ellas es poner en marcha programas para facilitar la administración de la medicación con seguridad en los domicilios de los pacientes. Es la misma estrategia que se ha puesto en marcha en medio de la pandemia. Y debe ser una oportunidad para profundizar en nuevas formas de atención farmacéutica domiciliaria, desde el hospital.

El reto es hacerlo sin menoscabar el papel de la farmacia comunitaria. Para ello, los Colegios Oficiales de Farmacia (COF), y el Consejo General (CGCOF) pueden facilitar un diálogo que se cristalice en las regulaciones farmacéuticas que vendrán.

Formación constante

Por tanto, resulta útil que la FH se implique de manera especial con la medicación oncológica. Podemos decir que existe una especialización de facto en farmacia oncológica. Algunas experiencias de cursos de formación proporcionados por oncólogos con la farmacia hospitalaria han tenido mucho éxito de inscripciones. Esto muestra el interés en la formación, aspecto que desde la SEFH también priorizan.

El Grupo de Trabajo de Farmacia Oncológica de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (GEDEFO-SEFH) quiere avanzar en la optimización del tratamiento del paciente oncológico. Porque hay que seguir trasladando las mejoras en las formulaciones, las vías y las pautas de administración, al paciente. La medicación oral, presente y futura, por poner un ejemplo, está cambiando el paradigma del tratamiento del cáncer.

La complejidad del cáncer

Pero más allá de la formulación, nos hayamos en un momento de extraordinaria complejidad por los avances en la oncología. La mayoría de las indicaciones de los medicamentos oncológicos innovadores requieren del diagnóstico molecular. Los Comités Moleculares de los hospitales deben su nombre a esta circunstancia, cada vez más habitual, y en donde se encuentra el éxito y la supervivencia.

Sin embargo, es la pericia de la oncología en cada hospital la que está resolviendo una ecuación que no incluye los biomarcadores como parte de la cartera de servicios. No tiene sentido comprar modernos submarinos si carecemos de la capacidad de proporcionar el combustible que requieren para ser usados. Un medicamento inmunooncológico requiere de un diagnóstico molecular. Pero es algo que aún no está disponible de manera generalizada.

Metas de GEDEFO

El plan estratégico a 5 años del grupo GEDEFO-SEFH dibuja el escenario en el que la farmacia oncológica seguirá siendo un referente. Olga Delgado, presidenta de la SEFH, le pone metas al grupo GEDEFO:

  1. la especialización en Farmacia Oncológica,
  2. el uso de la tecnología enfocada al paciente,
  3. la prescripción farmacéutica delegada y la
  4. cooperación con otros niveles asistenciales.

Estos retos por alcanzar incluyen profundizar en la relación con los propios oncólogos y oncólogas.

Estela Moreno, Coordinadora de GEDEFO (Hospital de la Santa Creu i Sant Pau), ha destacado que “el farmacéutico debe ser un miembro más del comité molecular, porque aporta calidad a las decisiones tomadas y por lo tanto a la atención del paciente.”

Plan estratégico en oncología

El Plan Estratégico de Atención Farmacéutica al paciente oncológico y hematológico cuenta con 6 líneas de acción: 1. Atención farmacéutica; 2. Innovación e investigación; 3. Organización, procesos y recursos tecnológicos; 4. Evidencia científica; 5. Prácticas de seguridad; 6. Formación y docencia.

El objetivo de GEDEFO se resume en uno: mejorar la asistencia al paciente con cáncer desde la Farmacia Oncológica.

VEA EL PLAN ESTRATÉGICO DE GEDEFO AQUÍ.