Razones de la mayor incidencia de la esclerosis múltiple en la mujer

8346

Años de investigación han demostrado que mantener buenos niveles del complejo vitamina D (y mejor calcifediol como suplemento) previene patologías de la esclerosis múltiple (EM). Los expertos consideran que las personas que tienen más exposición al sol y vitamina D en su alimentación tienen menor riesgo de sufrir EM.

Incidencia en mujeres

Según la especialista y jefa de sección del CSUR de EM en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, la Dra. Celia Oreja-Guevara, la EM afecta especialmente a mujeres entre 20 y 30 años. La EM se ha convertido ya en la segunda causa de discapacidad entre la población más joven.

Detrás del aumento de la EM en mujeres está, a juicio de la experta, el cambio en el estilo de vida de las mujeres.

Fuman más, son más sedentarias y se alimentan peor que hace decenios, produciendo un déficit de vitamina D crónico.

Nuevo medicamento: Ponvory©

Durante la presentación de Ponvory© (ponesimod), nuevo fármaco de Janssen para EM recurrentes con enfermedad activa, el Dr. José Miguel Láinez, presidente de la Soc. Española de neurología (SEN) ha destacado el objetivo de los tratamientos contra esta enfermedad neurodegenrativa.

Para el especialista es que es preciso evitar que la EM no progrese de la inflamación a la neurodegeneración. Ponvory© reduce las lesiones activas que provocan la atrofia cerebral en enfermos de EM, aclara el experto.

Ensayo OPTIMUM

La Dra. Henar Hevia, directora médica de Janssen, detalla que el desarrollo clínico de Ponvory©, con el ensayo OPTIMUM, ha puesto de manifiesto que los síntomas como la fatiga disminuyen con el tratamiento. Problemas urinarios, deterioro cognitivo, alteraciones sexuales o dolor se suman a unos síntomas que alteran la calidad de vida de la persona con EM, y que es preciso que el tratamiento tenga en cuenta.

La EM es una enfermedad crónica y el tratamiento requiere de la pericia del equilibrio entre sus beneficios y sus efectos. El sistema inmune se puede ver afectado, por eso una vuelta a la normalidad en los recuentos linfocitarios, tras una semana de interrumpir el tratamiento con ponesimod, es un beneficio adicional que destaca el Dr. Láinez.

Por eso, es preciso abordar el riesgo de infecciones en personas en tratamiento con EM también con dieta, ejercicio físico, descanso nocturno y evitar el estrés.

Gracias a los tratamientos contra la EM, cada vez se ven las consultas con menos sillas de ruedas y más personas que tienen prisa por volver a su trabajo.