Precio y financiación de medicamentos: Las cinco peticiones clave de las CC.AA.

17615
‘I Encuentro Nacional de Expertos en Financiación y Accesibilidad de Terapias Innovadoras’

La ecuación propuesta por César Hernández, director general de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y Farmacia del Ministerio de Sanidad, es clara: acceso, innovación y sostenibilidad deben integrarse en un equilibrio delicado pero necesario.

En este contexto, expertos y expertas de Madrid, Andalucía, Castilla La Mancha, Aragón y Canarias se han reunido en el I Encuentro Nacional de expertos en financiación y accesibilidad de terapias avanzadas. Durante las reflexiones del encuentro se han presentado cinco peticiones fundamentales en relación al proceso de aprobación de precio y financiación de medicamentos en España. Estas peticiones pueden contribuir al necesario marco de sostenibilidad del SNS y el acceso equitativo a la innovación.

En primer lugar, desarrollar el título de financiación pública de medicamentos, un aspecto crucial que hasta ahora no ha sido completamente implementado a juicio de los expertos y expertas. Esta medida es esencial para proporcionar un marco claro y efectivo que guíe la financiación y el acceso. Sin un desarrollo completo de este título, la toma de decisiones se ve obstaculizada, generando retrasos y desigualdades.

El desarrollo de este título no solo facilitará una mayor transparencia y eficiencia en el proceso de financiación, sino que también garantizará que las normativas vigentes se adapten a las necesidades actuales del sistema sanitario y de los pacientes. Al proporcionar un marco regulatorio más definido, se reducirá la incertidumbre tanto para los gestores sanitarios como para la industria farmacéutica, mejorando así la coordinación y la disponibilidad de nuevos tratamientos.

Más participación

En segundo lugar, la inclusión de las CC.AA. en la elaboración de normativas. Esta petición subraya la importancia de incluir activamente a las CC.AA. en la fase de elaboración normativa. Las comunidades autónomas, al ser las responsables directas de la implementación de políticas farmacéuticas, poseen una visión y experiencia que deben ser consideradas con la suficiente antelación.

Cocrear estos documentos garantizará que las normativas reflejen las realidades y necesidades específicas de cada región, fomentando una mayor participación que facilitaría la equidad en el acceso a tratamientos. De esta forma se fortalece la colaboración y la confianza entre las distintas administraciones. La participación activa de las CC.AA. permitirá que las normativas sean más prácticas y efectivas, adaptándose mejor a las diversas realidades del sistema sanitario español.

«La participación activa de las CC.AA. permitirá que las normativas sean más prácticas y efectivas, adaptándose mejor a las diversas realidades del sistema sanitario español»

Retener talento

En tercer lugar, incrementar los recursos para la evaluación. Esta petición se centra en la necesidad de proporcionar más recursos humanos y tecnológicos para la evaluación de nuevos medicamentos. La carga de trabajo en las administraciones es considerable, y es vital apoyarse en nuevas tecnologías como la inteligencia artificial (IA) y la digitalización para agilizar los procesos de evaluación. Estas herramientas pueden ayudar a manejar la ingente cantidad de documentos y datos necesarios para la aprobación de cada nuevo medicamento e indicación.

Además, es esencial retener el talento funcionarial. Los evaluadores, tras años de formación y experiencia, adquieren un conocimiento profundo y especializado que es crucial para el proceso de revisión. Perder a estos profesionales debido a la falta de incentivos o condiciones laborales adecuadas es un lujo que el sistema sanitario no puede permitirse. Retener y motivar a estos expertos mejorará significativamente la eficiencia y la calidad del proceso de evaluación.

Modelos de financiación

En cuarto lugar, incluir modelos de financiación innovadores. Se trata de una petición clave que incluye distintos modelos, como el pago por resultados. Este enfoque asegura que los pagos por nuevos tratamientos estén directamente vinculados a los beneficios clínicos reales que proporcionan. Es especialmente relevante para terapias avanzadas que prometen altos valores terapéuticos a largo plazo pero que también conllevan altos costos iniciales.

A juicio de los expertos y expertas, poner en marcha modelos de financiación basados en resultados no solo fomentará una mayor eficiencia en el gasto sanitario, sino que también incentivará a las farmacéuticas a centrarse en el desarrollo de tratamientos verdaderamente efectivos y de alto impacto. Esta medida puede ayudar a alinear mejor los intereses de todas las partes involucradas y garantizar un uso más sostenible de los recursos disponibles.

Finalmente, en quinto lugar, la digitalización y mejora de la infraestructura tecnológica. Las CC.AA. abogan por una digitalización efectiva y la mejora de la infraestructura tecnológica. La creación del Espacio Europeo de Datos Sanitarios es un paso en la dirección correcta, pero es necesario que su implementación sea efectiva y coherente a nivel nacional. La digitalización puede facilitar el seguimiento de los pacientes, la gestión de datos y la evaluación de resultados, reduciendo la carga administrativa y mejorando la toma de decisiones.

Una infraestructura tecnológica robusta permitirá una mayor agilidad y precisión en la evaluación y aprobación de medicamentos. Además, fomentará una mayor transparencia y accesibilidad de la información, beneficiando tanto a los profesionales sanitarios como a los pacientes.

La sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) es un objetivo primordial, y debe ser compatible con el acceso a la innovación. España ya destaca en Europa por su participación en ensayos clínicos, beneficiando a una parte significativa de los pacientes. Sin embargo, es esencial completar este acceso mejorando el proceso de precio y financiación. Las peticiones de las CC.AA. no solo son razonables, sino que también son cruciales para garantizar un sistema sanitario más equitativo, eficiente y sostenible.

La decidida apuesta por los nuevos reglamentos que hace el ministerio de sanidad, en un sector en constante evolución, es crucial para adaptarse a las necesidades de estos tiempos. La adaptación y la colaboración será las claves para afrontar los desafíos del futuro en el ámbito de las terapias innovadoras.