Pastor propone una subcomisión para la medicina personalizada

10632

La vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor, anunció ayer que sería necesario abordar la complejidad de la medicina personalizada de precisión (MPP) a través de una subcomisión en el Congreso. Según la vicepresidenta, es preciso avanzar en una estrategia nacional de MPP, y se mostró interesada en conocer el detalle de la estrategia nacional para “analizarla e impulsarla”.

Pastor afirmó que “para estar a la vanguardia de la salud hay que escuchar a los expertos” y agradeció que expertos y expertas en derecho y genoma, genómica, salud digital y farmacogenómica hayan trasladado a miembros de la comisión de sanidad sus conclusiones.

Ana Pastor destacó la necesidad de tener información profunda y autorizada porque los parlamentarios “no pueden ser expertos en todo”. Al respecto mencionó a la Oficina de Ciencia y Tecnología del Congreso que informa a los parlamentarios sobre asuntos complejos de forma sucinta, aunque sus documentos se reducen a unos pocos temas ya decididos con antelación. Pastor concluyó su intervencion afirmando que la cuestión es ver “cómo llegan estos avances al paciente”, en relación a la medicina personalizada de precisión.

Información de primera mano para parlamentarios

La apertura del encuentro “MPP, ¿medicina del presente o medicina del futuro?” impulsada por la Fundación Instituto Roche (IR), contó con la presidenta de la comisión de sanidad, Rosa Romero y el vicepresidente de la Fundación IR, Federico Plaza, en la Sala Clara Campoamor del Congreso de los diputados.

Parlamentarios, ponentes y organizadores participantes y asistentes al encuentro dirigido a miembros de la Comisión de Sanidad celebrado en el Congreso.

Rosa Romero agradeció la iniciativa dirigida a los miembros de la comisión de sanidad presentes en la sala, incluyendo los portavoces del Grupo Socialista, Grupo Popular y Grupo Vox, junto a otros miembros de la comisión presentes.

Romero destacó la actividad intensa de la comisión de sanidad, el trabajo de sus miembros y agradeció a los invitados ponentes que proporcionen información de “primera mano” con este encuentro, sobre algo tan relevante como la medicina de precisión y su complejidad.

El contexto de personalizar

Las conferencias preliminares de los ponentes invitados permitieron recordar que la medicina necesita de la personalización, tanto para ser más eficaz como para evitar los efectos adversos. Entre un 10 y un 20% de los pacientes en un hospital tienen algún efecto iatrogénico.

El Pharmacogenomics Working Party identificó en 2015 que un 34% de los fármacos aprobados tenía un biomarcador asociado. En la actualidad, en oncohematología los biomarcadores están presentes entre el 80 y el 90% de los nuevos medicamentos e indicaciones.

Cartera de biomarcadores

Los expertos coinciden que es preciso impulsar una cartera de biomarcadores al tiempo que se asegura que el circuito para su determinación se desarrolle, incluyendo los genetistas. También se mencionó que el CISNS debía poner orden y facilitar un mecanismo regulador que permita la equidad del uso de biomarcadores.

Pero no se trata de algo nuevo sino ampliamente solicitado por las sociedades, grupos de investigación y entidades científicas de cáncer. SEOM ha tenido distintos encuentros con la DG de Farmacia en relación a una cartera de biomarcadores dentro del SNS.

Y es que sin facilitar ni extender el uso de biomarcadores, la medicina personalizada de precisión no puede ser aprovechada en beneficio del paciente, de su resultado de eficacia y seguridad.

Los portavoces de sanidad, Ana Prieto (grupo socialista), Elvira Velasco (Grupo Popular) y Juan Luis Steegmann (Grupo Vox) trasladaron sus posturas y se mostraron favorables a seguir impulsando la MPP.