Ómicron: un baño de realidad

4230

La variante de coronavirus Ómicron ha sido aislada el pasado 24 de noviembre. Como ha indicado la OMS, podría superar la barrera protectora de las vacunas actuales. La menor eficacia frente a la actual cepa dominante (Delta) sería, si cabe, más acusada. Ómicron es ahora mismo la causa del 50% de contagios en Sudáfrica. La información de los países de la región sudafricana no es fiable, pero los análisis de las cepas en el país, Sudáfrica, sí.

Cabe esperar que la cepa dominante sea Ómicron en pocas semanas, a la vista de cómo Delta desplazó al resto en todo el mundo, en apenas 3 ó 4 meses. Un desplazamiento que suele ir acompañado de dos características hasta ahora:

  1. Más transmisibilidad

2. más portadores asintomáticos y

3. clínica más leve.

Pero al dispararse los contagios, suben las hospitalizaciones en valores absolutos. En el caso de los países que no se han situado en ratios de vacunación por encima del 90% la situación es peor con Delta y puede ser dramática con Ómicron. Con una variante que supere claramente la protección de las vacunas actuales, la única solución sería el desarrollo de la vacuna en los 100 días que ha propuesto Pfizer.

La economía es muy sensible a la incertidumbre. The Economist informa que las compañías de transporte y hoteleras han caído en bolsa. Añade que el riesgo global de Ómicron, alertado por la OMS como “muy alto”, provocará ansiedad en los consumidores, miedo en los inversores y ha situado el precio del barril del petróleo en 10 dólares.

El medio económico de mayor difusión del mundo afirma que es la “antesala de la recesión”.

Epidemiología: las variantes

De las distintas variantes de especial preocupación para la OMS (VOC en sus siglas en inglés) Delta comenzó a detectarse en abril de 2021. En algo más de 2 meses era ya el 50% de las transmisiones del virus, y en el pasado verano era la variante dominante en todo el mundo. Su mayor transmisibilidad convierte la cobertura vacunal del 65% de países como Alemania en irrisoria, de cara a parar una transmisión cada vez más fácil y adaptada a vivir entre nosotros. SARS-CoV-2 está evolucionando, como han predicho los expertos, a su forma endémica, incrementando la transmisión, siendo menos virulento y teniendo muchos más asintomáticos.

Los siguientes pasos

A corto plazo ya comienzan restricciones que no veíamos desde marzo de 2020 al comienzo de la pandemia. Israel y Japón han cerrado sus fronteras. Reino Unido impone restricciones y otros países confinarán a los no vacunados, les obligarán a vacunarse o les multarán si no lo hacen. Pero se trata de medidas de la era pre-Ómicron.

Es fácil prever que se convierta en cepa dominante y podría ser tan rápido como Delta. Un seguimiento estrecho de los contagios en los distintos países es el camino para dar la señal de salida para producir una vacuna eficaz frente a Ómicron.

La farmacia comunitaria: asintomáticos

Ómicron cuenta con más casos leves y más asintomáticos que su predecesor Delta, como parece. De ser así y confirmarse, conocer si eres portador puede ser crítico para evitar la transmisión con una variante que se oculta mejor que las anteriores.

De nuevo, la recomendación de la OMS es que se facilite la realización de test diagnósticos. Duplicar o triplicar las opciones para que se realicen los españoles un test en farmacia, centros de salud o donde sea es una buena medida.

En la Comisión de Sanidad del Congreso deberían escuchar más a los expertos y expertas y no conformarse con afirmaciones como que “duplicar la financiación de test diagnósticos en farmacia” no es recomendable. Al aceptar que ofrecer más alternativas es “duplicar” están volviendo a obligar a las CC.AA. a que decidan. Y ya lo ha hecho la primera, la Comunidad de Madrid, al anunciar 4 millones de test diagnósticos gratuitos en farmacias. Otra vez se adelantan.