Nueva ley del medicamento: un texto aún verde para la botica

9575

El ministerio de sanidad colgó a finales de julio pasado en su web una consulta pública previa del Anteproyecto de Ley que modifica el real Decreto Legislativo 1/2015 de 24 de julio por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos. El sector espera que se renombre como lo que es, una “ley del medicamento y productos sanitarios”, nombres de fantasía aparte.

“La realidad es que no existe un texto de proyecto de ley que permita a la farmacia (y al sector en general) criticar o alegar lo que se crea pertinente”

Un borrador de una “voluntad”

En relación a la oficina de farmacia, un análisis ahora del borrador que supone una voluntad del Gobierno parece precipitado, a la vista de su contenido: está muy verde en cuanto a desarrollo de temas relevantes y la omisión de otros de igual calado.

La realidad es que no existe un texto de proyecto de ley que permita a la farmacia (y al sector en general) criticar o alegar lo que se crea pertinente. La razón es que se trata de un anuncio del Gobierno que manifiesta una voluntad de modificar la citada ley del medicamento (mejor llamarla así, que es de lo que hablamos).

Desde algunos colegios ya ven inusual pronunciarse ahora con alegaciones sobre un primer borrador que sólo es una voluntad del Gobierno. Mucho trecho queda ahora para que podamos ver textos que empiecen a manejarse en el entorno del legislativo. Cuando así sea, será mucho más preciso, según indican desde algunos Colegios, alegar y argumentar sobre un texto más avanzado en el proceso.

Además, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos podrá aglutinar todas las alegaciones, como es su cometido, y defenderlas de la manera apropiada.

Mientras se espera a un texto oficial del citado anteproyecto, el actual borrador disponible en la web ministerial menciona informes de la CNMC (Comisión del Mercado de la Competencia) y de la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal), entre otros.

En breve desde el Consejo General recogerán todas las sugerencias que se realicen desde las instituciones colegiales provinciales y las harán llegar con la visión nacional, y podrán entrar en materia. También por su lado, la patronal de la farmacia, FEFE, hará lo propio, junto al resto de partes interesadas de la oficina de farmacia, como la distribución farmacéutica.

“Cuesta imaginar que un texto reciente del medicamento obvie aspectos profesionales que han puesto en valor a la botica durante la pandemia”

Texto impreciso para la oficina

El texto borrador es, a los ojos de la oficina de farmacia, demasiado genérico, sin entrar en aspectos de la protección de datos, uso de la tecnología de la información (gestión de recetas, interoperabilidad, etc.), control del desabastecimiento y suministro, test de diagnóstico in vitro, etc. Por solo mencionar algunos que es preciso abordar, ya saben, por eso de la pandemia.

Papel de la botica en pandemia

Cuesta imaginar que un texto reciente del medicamento obvie aspectos profesionales que han puesto en valor a la botica durante la pandemia. La propia ministra, Carolina Darias, ha comentado que algunas de las lecciones aprendidas en pandemia “han venido para quedarse”.

Sería preciso que nuevos textos incluyeran el papel de farmacéuticos y farmacéuticas en asuntos como la atención farmacéutica domiciliaria, su papel como agentes de salud pública o una mayor agilidad de visados en tiempos de pandemia (para evitar las desplazamientos a los centros de salud, por ejemplo). Algunas CC.AA. sí han tomado buena nota de estas cuestiones.

La telefarmacia y la dispensación en servicios de atención primaria no se puede mencionar sin más como el hace el actual texto, ya que preocupa, y mucho, a la farmacia. Es preciso abordarlo con algo más de precisión, porque se trata de asuntos polémicos.

Muchas ausencias en el texto

Más de una veintena de sugerencias inmediatas se están ya debatiendo en los Colegios, desde el delivery, residencias de mayores, prestación farmacéutica en situaciones de emergencia, fijación  de criterios en precios de los medicamentos, la compartición de datos entre administraciones sanitarias que incluyan a la farmacia, entre otras muchas cuestiones.

“Hay que esperar a los comunicados más oficiales, sin duda, por parte de los interlocutores correspondientes”

No trasladaré más de lo que se reclama desde la oficina de farmacia en una primera valoración por no hacerlo muy extenso. Hay que esperar a los comunicados más oficiales, sin duda, por parte de los interlocutores correspondientes.

Por eso el borrador del texto de la futura ley del medicamento, disponible en la actualiad está, además, verde en cuanto a lo poco elaborado de su contenido. Nos debemos felicitar porque se quiera trabajar desde el ministerio con antelación, pero es preciso presentar los documentos con los asuntos relevantes más elaborados.

Estas preocupaciones las han avanzado internamente algunos Colegios de Farmacia, los que suelen ser más activos y dispuestos a dar su opinión. 

No hemos comentado aspectos en relación a las compañías farmacéuticas y su actividad. En este sentido, hemos avanzado desde EG que se espera se alinee el texto de la ley del medicamento con la Estrategia Farmacéutica Europea , especialmente las compañias farmacéuticas. Veremos.