Lo que sí dice la carta del editor sobre la necesidad de una nueva evaluación económica

167

La respuesta a la carta del editor de dos economistas, de los trescientos firmantes del manifiesto a favor de un “HispaNICE” merece una réplica y matización por mi parte. Los dos firmantes son economistas a los que respeto, y cuyas actividades y opiniones han seguido siempre El Global, Gaceta Médica y EDS-Economía de la Salud. Ambos economistas tienen estos medios a su disposición para opinar libremente, como siempre.

Reinterpretar una columna de opinión

Sin embargo, matizar una columna de opinión y hablar de que “hábilmente” se “tergiversa” e incluso “manipula” en mi columna, obliga a una réplica. Yo entiendo que una portada de El Global con la noticia del manifiesto puede provocar en algunos de los 300 firmantes que el asunto se ha desmadrado. Y es tentador tratar de suavizar el revés a la administración que se provoca. Pero la información publicada (que no la carta del editor, que es una opinión) es tan concreta como clara: hay malestar entre los firmantes que representan a lo mejor del sector. Incluídos mis dos críticos.

“La historia recopila hechos cronológicos, y eso es lo que hago”

Efectivamente, se trata de una casualidad cronológica, sobre la que he opinado libremente, que el manifiesto se lanza a los pocos días después de la presentación de la nueva evaluación económica de medicamentos del ministerio. ¿Es que acaso yo tergiverso el momento y la avalancha de firmantes del manifiesto? La historia recopila hechos cronológicos, y eso es lo que hago en este preciso punto.

Los economistas tratan de volver a explicar el sentido de su propia firma, y asumen que los 300 firmantes están con ese mismo sentido que aclaran de nuevo. Creo que cada uno de los 300 firmantes tienen claro lo que han firmado y nadie debe erigirse en interpretador de las razones de dicho apoyo. Pero entiendo que traten de hacerlo.

Los dos economistas críticos con mi columna de opinión “España necesita una nueva evaluación de medicamentos” realizan un comentario en paralelo de texto al manifiesto y a mi columna. Como opinión me parece bien, pero es importante y relevante algún comentario que tiene un tinte político que quiero matizar.

El “hospital/capricho” de Madrid

Cuando digo que el organismo tipo AIReF podría evaluar actividades sanitarias, además de la evaluación de medicamentos y productos sanitarios, realizan una suposición e interpretan mi intención. Así, los economistas críticos con mi columna escriben que “suponen” que me refiero al “Hospital/capricho de reciente construcción en Madrid”. 

“Una carta publicada en THE LANCET  firmada por expertos y expertas españoles solicitan una auditoría externa para la pandemia de la Covid-19

Pues la verdad es que me refiero a realizar una evaluación de las actividades (todas) que han tenido lugar durante la pandemia. De hecho, lo hago porque eso es lo que han recomendado las autoridades europeas: evaluar de manera independiente las mismas. Es más, una carta publicada en THE LANCET  firmada por expertos y expertas españoles solicitan una auditoría externa para la pandemia de la Covid-19.

El propio ministro Salvador Illa se ha hecho eco de la necesaria evaluación, aún sin fecha. Pues bien, ese tipo de auditorias es las que puede realizar un organismo autónomo como el que reclaman los 300 firmantes, como AIReF, en sanidad. A eso me refiero.

Me parece un comentario desacertado atribuirme algo que no he dicho con intenciones de alinearme políticamente. Yo nunca lo he hecho con nadie desde mis columnas de opinión, porque me merecen todo el respeto todas las opciones ideológicas democráticas.

Finalmente en este punto, les diría a mis dos reconocidos economistas que procedan a realizar una evaluación económica de dicho “Hospital/capricho” rigurosa, como saben hacer. Y el resto opinaremos en ese momento, sin dejar entrever la política que todo lo ensucia cuando se usa como arma arrojadiza.

“Revalmed va en la buena dirección”

Me van a perdonar si disiento. También iba en la buena dirección el innovómetro,  y apenas ha realizado unas pocas evaluaciones. Nadie criticó la fórmula denostada ahora de dicho innovómetro, pero eso no la convierte en buena y, como vemos, en difícil de aplicar. Se dice que “el cementerio está lleno de buenas ideas”, porque una buena idea debe ponerse en práctica.

Revalmed va en la buena dirección, si se entiende que es necesario una nueva evaluación de medicamentos, sin duda. Pero tiene defectos y aspectos claramente mejorables…algunas que se concretan por alusiones (y no es interpretable, queridos amigos) en el manifiesto de los 300 que también firmáis.

Interpretar el manifiesto de los 300

Resulta interesante la interpretación del propio manifiesto, somos todos libres de hacerlo, aunque unos firman y otros no firmamos porque no tenemos esa autoridad. Pero todos damos nuestra opinión al respecto del manifiesto. No critico esta nueva interpretación de “ir en la buena dirección” que realizan los dos economistas sobre Revalmed. Pero me gustaria reafirmarme que no me parece que sea así.

“Si cada uno de los firmantes del manifiesto hiciera dicho comentario de texto, ¿sería igual? Probablemente tendrían matices distintos

Mis respetados economistas realizan un comentario de texto al manifiesto de los 300 y a mi columna de opinión. Si cada uno de los firmantes del manifiesto hiciera dicho comentario de texto, ¿sería igual? Probablemente tendrían matices distintos. Pero decir que los matices “tergiversan” es, si se me permite la expresión, torticero. Los matices matizan, y la opinión es libre, insisto.

“La réplica de los dos economistas también menciona que el manifiesto no discute “qué se hace” sino “cómo se hace” y “quién lo hace“”

La réplica de los dos economistas también menciona que el manifiesto no discute “qué se hace” sino “cómo se hace” y “quién lo hace”. Pues más claro me lo ponen: me parece que están diciendo que Revalmed es una buena idea mal ejecutada. Confío que no me afeen de nuevo esta opinión que vierto.

En lo que estamos de acuerdo

Finalmente, creo que hay más acuerdo que desacuerdo entre mis correctores de mi opinión:

  1. Es necesario una nueva evaluación económica en España.
  2. Revalmed es un buen intento, que será fallido si no se corrige.
  3. Tenemos la oportunidad de, con los fondos europeos, conseguir un organismo evaluador de referencia.
  4. No se puede ni se debe financiar todo, sin duda. La comodidad instalada por parte de la oferta y la demanda, de la situación actual de precio y reembolso, exige una nueva forma de evaluar.
  5. Sin ninguna duda, una evaluación restrictiva tendrá como consecuancia menos financiación pública que hasta ahora. Aunque no sé si en esto están de acuerdo también los dos economistas. Esto es lo que ocurre en Reino Unido. Si no es asi, soy todo ojos para leer las razones.

Y me reafirmo, en algo que no estamos de acuerdo, que Revalmed fracasará si no se hace caso al sector, incluido a los 300 y, por supuesto, a mis dos queridos amigos economistas.