Premios BiC

Decía Albert Einstein que la mayoría de la gente ve lo que es, pero nunca ve lo que puede ser. La industria farmacéutica afincada en España produce medicamentos por un valor superior a los 15.200 millones de euros y sus exportaciones alcanzan los 12.104 millones de euros. Esto, como decía el físico alemán, es lo que se ve, pero no lo que podría llegar a ser. Porque ahora la industria farmacéutica es un motor de crecimiento económico para el país, pero podría convertirse en un sector determinante para la reconstrucción post COVID-19.

España debe encontrar sectores sólidos, basados en la innovación y el conocimiento, sobre los que apoyar la reactivación económica. Sectores que generen empleo cualificado y estable y que ayuden a potenciar un tejido investigador que sitúe a nuestro país en el mapa de la I+D global. Como asegura el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés, “estamos demostrando que nuestro sector es estratégico para el país desde la triple perspectiva sanitaria, económica y social”.

Si queremos que España salga fortalecida de esta crisis económica sin precedentes tenemos que apuntar a los sectores que generen aportaciones de valor

En 2019 la industria farmacéutica ocupaba a mas de 42.000 trabajadores de forma directa y 170.000 entre puestos indirectos e inducidos, lo que supone un volumen de 215.000 trabajadores. Además, más del 94 por ciento de estos empleos son indefinidos; más del 62 por ciento son titulados universitarios; más de la mitad son mujeres, y casi uno de cada tres nuevos puestos de trabajo lo ocupan personas menores de 29 años.

Y además, la industria farmacéutica ocupa el 19 por ciento del total de la inversión que en este capítulo hace toda la industria en España. Pese a todo ello, la cifra de negocio de esta industria solo supone el 2,7 por ciento del total de la industria española.

Una vez que ya vemos lo que es, es hora de pensar en lo que puede ser. Y si realmente queremos salir fortalecidos de esta crisis sanitaria y económica sin precedentes a nivel global debemos pensar en apoyar a los sectores industriales que más pueden aporta debemos pensar en apoyar a los sectores industriales que más pueden aportar. Debemos pensar en apoyar al sector farmacéutico.