Las 8 tendencias clave en la profesión farmacéutica

9326

El análisis de las tendencias futuras y la predictibilidad de sucesos es una ciencia en desarrollo en medicina. Aunque se pretende abordar también con complejas herramientas digitales, anticipar escenarios futuros resulta esencial en sanidad.

Desde la profesión farmacéutica han realizado un ejercicio que facilitará a lo largo de 8 secciones establecer directrices y claves para cada una de estas tendencias. La Federación Internacional Farmacéutica (FIP) ha querido anticiparse a la era postcovid, una era que recordemos aún está por llegar, ya que la pandemia continúa. Y es preciso anticiparse.

Sin embargo, se requiere que desde las distintas instituciones profesionales y científicas de la farmacia conozcan con profundidad los cambios que afectan ya a la farmacia de una manera global. Porque los cambios son parte ya del rol profesional de la farmacia que se está materializando en forma de leyes, regulaciones, planes y proyectos focalizados en los pacientes.

El documento de la FIP revisa aspectos que profundizan en la formación y el uso de las nuevas tecnologías. Pero uno de los aspectos más relevantes tiene que ver con el rol de los farmacéuticos en el acceso equitativo al paciente.

No es nuevo, asegura el presidente de la FIP, Dominique Jordan, el papel en la salud pública de la profesión farmacéutica, a través de la información sobre vacunas, respuesta ante emergencias, prevención y detección de patologías, etc. Pero la crisis de la COVID-19 ha puesto estas habilidades en un plano de más desarrollo y necesidad, sin duda.

Autocuidado

Dada la cada vez más ingente cantidad de información, y no siempre bien estructurada ni fiable, la labor del farmacéutico en este punto resultará cada vez más útil. El fomento del autocuidado, la prevención y el fomento de los hábitos de vida saludables son una esfera donde la farmacia tendrá un papel aún más relevante.

Como con otras cuestiones en el mundo digital, desde el informe del FIP insisten en la necesidad de invertir en sistemas de datos y automatización. Un aspecto que ha llegado los fondos Next Generation, aterrizando en programas sanitarios de Big Data, Data Lake o IA. La farmacia será parte de estos cambios y debe prepararse.