La senadora Esther Carmona partidaria de una lista pormenorizada de prioridades

2947
Premios BiC

Esther Carmona resulta imprescindible para que la Atención Primaria sea mejor comprendida en el Senado de España. En una entrevista con EG, la portavoz de Sanidad del PSOE afirma que la crisis ha golpeado de tal modo que es preciso centrar todos los esfuerzos en tareas constructivas. Por eso, Carmona defiende los pactos: “el enemigo es el virus, no el adversario político”.

La portavoz socialista sale al paso de las críticas sobre la mortalidad en España de la Covid-19, y se refiere a la “tasa de letalidad observada” que relaciona la mortalidad respecto a las casos clínicos confirmados. Pero no se contenta: “ya seamos segundos o sextos la Covid-19 nos ha dejado mal” y ve necesario que se hable con los mismos datos en todos los países.

Que el 7% del PIB en Sanidad es ya escaso lo confirma, aunque nadie sabe cuál será el PIB en 2020, y su contracción podría llegar a los dos dígitos, según ha anunciado recientemente el Gobierno.

Es consciente que existen otras patologías y “se les debe prestar la debida atención”. Por lo que habla de “tener una lista pormenorizada de prioridades”

Responde a los “test masivos” que reclama la oposición para toda la población y aclara que es el facultativo quien debe hacer los test a las personas con síntomas. Los estudios epidemiológicos nos aclararán la seroprevalencia, y el porcentaje de estos asintomáticos.

Para la senadora, es inevitable que la Covid-19 acapare el protagonismo de la comisión de sanidad en el Senado, pero es consciente que existen otras patologías y “se les debe prestar la debida atención”. Por lo que habla de “tener una lista pormenorizada de prioridades”.

La situación de mayoría absoluta en la Cámara Alta del Grupo Socialista puede demostrar si es posible una mayor colaboración entrelos distintos grupos políticos. El estilo de Carmona, fresco y sincero, puede ser un facilitador de acuerdos en aquellos asuntos donde sea posible y la sociedad o el sector sanitario lo reclame. Esto es especialmente necesario con la oposición del Grupo Popular, que en el senado lidera Antonio Alarcó. Ambos portavoces son canarios: de la isla de El Hierro Carmona y de Tenerife Alarcó. Que esto facilite la comunicación entre ambos grupos, constituídos por el 80% de todos los senadores, no es descabellado.

La polémica suscitada por si la farmacia está o no en primera línea y sus riesgos “como cualquier otra profesión”, tal y como afirmó Fernando Simón, la resuelve con una afirmación clara: “hay que mimar a la farmacia porque forma parte de nuestro sistema sanitario”. Y concluye: “como médico de familia yo necesito a la farmacia”. Y habla de una unidad de atención o gestión comunitaria.