La profesión farmacéutica muestra su compromiso social

7768

La relevancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU es extraordinaria como factor transformador de la sociedad. Escogidos tras profundas reflexiones, los ODS son una esperanza de uso de los recursos de manera eficiente, una sensibilización hacia las necesidades ajenas o un refuerzo de áreas cruciales para el bienestar de la sociedad, como la salud, entre otros.

Son 17 los objetivos, pero todos pasan por tratar de identificar hacia dónde queremos ir y animar a toda la sociedad, a las organizaciones, entidades, compañías y Estados a volcarse hacia los objetivos comunes.

La profesión farmacéutica y los ODS

La reflexión de cómo contribuir a una sociedad mejor le corresponde a cada organización. Y una manera de poner en valor ese alineamiento es identificar los objetivos que nos afectan como organización y contribuir a su logro reconociendo las iniciativas en el entorno de cada colectivo.

Los I Premios Farmacéuticos y ODS del Consejo General de COF (CGCOF) van en esa línea. Su primera convocatoria les augura un éxito hasta 2030, tras 15 años (desde 2015) que pondrá fin a una agenda transformadora que avance en el desarrollo sostenible.

El Secretario de Estado de la Agenda 2030, Enrique Santiago Romero, ha presidido la entrega de los galardones, y ha podido comprobar en primera persona una muestra de los esfuerzos de la profesión farmacéutica y su compromiso social.

Agentes transformadores

Si se trata de ser agentes de transformación social, los farmacéuticos son un colectivo crucial en este cometido.

Como afirma Ana López-Casero, tesorera del CGCOF, quien ha puesto de relieve que la inspiración de estos galardones es la Agenda 2030. La estrategia social de la profesión farmacéutica puesta en marcha en 2021 por el CGCOF muestra ahora su primer objetivo: el reconocimiento y la visibilidad, a través de los premios, de docenas de iniciativas por todo el país.

Para Jesús Aguilar la actuación de la farmacia durante la pandemia es un ejemplo, y pone de relieve que el sistema farmacéutico español es el “mejor de Europa”. La proximidad de la botica y el servicio de todos los profesionales farmacéuticos en todas sus disciplinas avalan esta afirmación. La orientación social de la profesión farmacéutica ha quedado de manifiesto con la convocatoria de unos premios que permiten visibilizarla.