La pandemia no frena los avances en sanidad de Andalucía

7070
Jesús Aguirre

Jesús Aguirre sabía, cuando llegó a la consejería de sanidad de la Junta de Andalucía, que no iba a ser tarea fácil. En diciembre de 2018 y tras las elecciones autonómicas llegó un nuevo Gobierno y había muchas tareas pendientes en materia sanitaria. En una entrevista a EG y Gaceta Médica destaca sus principales logros y retos de la legislatura.

Es bien conocido que la sanidad andaluza tenía un déficit estructural de personal, de inversión en sanidad, y de ciertas reformas que eran necesarias. Entre éstas, la continuidad de la especializada y primaria, el impulso de las estrategias de cáncer o de la salud mental, las subastas de medicamentos, o la equiparación salarial en enfermería y un largo etc.

Jesús Aguirre ha sabido no sólo gestionar la pandemia, sino aprovechar el reto e impulsar cambios y mejoras sanitarias.

La lista era amplia, porque muchos de estos asuntos habían sido compromisos del programa electoral del Partido Popular de Andalucía.

Y llegó la pandemia, y el consejero de sanidad de la Junta de Andalucía, no sólo ha gestionado la crisis pandémica sino que ha afrontado el reto e impulsado cambios estructurales y mejoras de la sanidad andaluza.

Quizás por eso, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, confía en que Jesús Aguirre encabece la lista al Parlamento de Andalucía por la provincia de Córdoba en las próximas elecciones del 19 de junio.

Las cifras de Andalucía en sanidad

Andalucía, la Comunidad con más población del país contaba con 95.000 trabajadores en plantilla y en algo más de 3 años y medio la plantilla alcanza los 125.000. Se ha pasado de 1 de cada 2 plazas en propiedad a 2 de cada 3 plazas en la actualidad. Como dice el consejero Aguirre “aún queda mucho por hacer” sin duda, pero el avance está ahí.

Era complicado llegar a los 1.000 millones de euros de inversión en infraestructuras y sanidad, y se ha alcanzado la cifra. Del 6,1% de inversión vs el PIB se ha pasado en 2022 al 7%.

La digitalización de la asistencia se realiza con “efectividad y afectividad”, destaca el consejero. Allí donde hay una decisión se piensa en los pacientes, porque la humanización le resulta esencial. Se han puesto en marcha centros de primaria de atención telefónica y sistemas de videoconferencia que facilitan la asistencia y las gestiones administrativas, y complementan la consulta médica.

Farmacia: retos de futuro

Aguirre tenía claro que había que acabar con la inequidad de las faltas de suministro de medicamentos genéricos en Andalucía. Las compañías que acudían a las subastas no garantizaban el suministro a pesar de unas multas que no se ejecutaban.

Muchos de estos proveedores estaban deslocalizados, fabricando más allá de Europa. Para Aguirre las farmacias de proximidad han sido esenciales durante la pandemia (mascarillas, adherencia, test diagnósticos…). Y lo resume: “Las 3.800 farmacias andaluzas han hecho una gran labor”.

Cree que Andalucía tendrá su propia Ley de Farmacia, y menciona la ley en trámite de Farmacia de la Comunidad de Madrid y la ya aprobada (antes de la pandemia) de Galicia. Y concreta que ya están trabajando para la siguiente legislatura “si los andaluces nos otorgan de nuevo su confianza”.

Apuesta por innovar en la atención farmacéutica domiciliaria, pero también en la farmacia de proximidad con los medicamentos de prescripción hospitalaria.

Prioridades de la sociedad: cáncer y salud mental

La recién aprobada Estrategia de salud mental en el CISNS va a tener su impulso en Andalucía, asegura el consejero. Una estrategia nacional en sintonía con la andaluza y con la cohesión territorial. Las ocho provincias andaluzas cuentan con equipos o gabinetes técnicos de salud mental en primaria, centros de día para trastornos de conducta alimentaria, abordaje de la patología dual y otras iniciativas. Para el consejero la salud mental está en el listado de problemas sobrevenidos de la pandemia que están en lo alto de la agenda de salud pública.

Plan integral de Oncología

Respecto al cáncer, reconoce el papel creciente de Andalucía en la investigación clínica y cree en la colaboración público-privada. Los 45 especialistas en oncología que han participado en el Plan Integral de Oncología de Andalucía, donde la innovación, los biomarcadores o la medicina de precisión son elementos presentes, aclara el consejero.

Y el apoyo a la innovación lo combina con la llegada de los biosimilares que ayudan a rebajar la factura en medicamentos, aclara. Para Aguirre, el cáncer es una prioridad por “incidencia y prevalencia” y es necesario que la investigación y la colaboración con las compañías innovadoras siga progresando en tierras andaluzas.

Que los especialistas que acaban el MIR quieran quedarse en Andalucía es algo que destaca el consejero. “Hemos pasado del 50-60% de fidelización al acabar el MIR al 75%”. Para el consejero, si esto se ha hecho en 3 años y medio no tiene dudas de que seguirán avanzando en el futuro. La decisión, en manos de los andaluces y andaluzas el próximo 19 de junio.