La nueva realidad: el valor de la farmacia en la vacunación

3107

La pandemia nos ha traído hasta una realidad nueva. Una en la que se muestra que la civilización, con todas sus ventajas y comodidades, puede quedar “suspendida“. Los hospitales pueden colapsarse, el tráfico de mercancías interrumpirse o los viajes y comunicaciones entre países desaparecer.

Y tras este periodo de limitaciones y suspensiones, estamos ahora en un escenario nuevo, con nuevas formas de enfocar la sanidad y la prevención. Mientras, en el mundo, observamos un control desigual de la pandemia, incluso dentro de Europa.

Efectivamente, la pandemia va a caminar hacia una endemia, pero el tránsito puede costar millones de vidas en todo el mundo. Debemos aprender, cambiar algunas cosas y anticiparnos.

“La única herramienta que ha conseguido frenar la expansión del virus ha sido la vacunación contra el SARS-CoV-2″

Vacunación y más estrategias

La única herramienta que ha conseguido frenar la expansión del virus ha sido la vacunación contra el SARS-CoV-2. Ha habido otras medidas, sin duda, pero ya estaban implantadas, incluso las más duras de confinamiento, con anterioridad a las vacunaciones, y no se controló la pandemia en exceso. No por mucho tiempo.

Muchos países han implementado distintas estrategias. La única diferencia a la baja entre la mortalidad y los ingresos hospitalarios en los últimos 20 meses de pandemia ha sido tras la vacunación. Los países ahora con peores datos, como Rusia, no han conseguido vacunas a mucho más de un tercio de su población.

Retos de la vacunación con elevada cobertura

El reto de vacunar a la mayor parte de la población de un país contra la COVID pasaba por tres factores:

  1. el suministro adecuado de vacunas,
  2. los lugares habilitados para vacunar y su organización
  3. la confianza de la población en vacunarse.

España, junto a otros países europeos, ha tenido asegurado el suministro de vacunas tras un comienzo lento. Pero los otros dos factores son un mérito de nuestra sociedad, y sin duda, un activo.

Vacunación de la gripe

La OMS establece como objetivo de vacunación de la gripe el 75% de la población de riesgo. Mayores de 65 años, inmunocomprometidos o embarazadas, entre otros de este grupo. En España, poco más del 65% de esta población se vacuna cada año contra la gripe.

“Si estamos de acuerdo en subir la cobertura de la gripe ¿qué podemos hacer para lograrlo?”

El año pasado se elevó al 67% de cobertura vacunal gripal. La nueva realidad es tozuda: la aparición de nuevos virus respiratorios es la antesala de la vuelta de la gripe común. Y sólo una alta protección evitará las miles de muertes por gripe de cada año, y las decenas de miles de hospitalizaciones. Si estamos de acuerdo en subir la cobertura de la gripe ¿qué podemos hacer para lograrlo?

Nuevo escenario: gripe y covid

Si hacemos lo mismo, volveremos a tener el mismo resultado, como decía Albert Eisntein. El reciente estudio del CGCOF sobre vacunación y farmacias nos muestra que podríamos recorrer la mitad de ese camino habilitando farmacias para vacunar de la gripe. Hay evidencias de que implicar a la farmacia en la vacunación de la gripe es una buena decisión. La FIP analiza y monitoriza en el mundo las iniciativas de vacunación y el papel de la farmacia.

Evidencia de los beneficios: Francia

Durante 2019 la profesion farmacéutica destacaba y ofrecía un papel más activo en España de la vacunación, y señalaba a Francia como ejemplo en este sentido. Tras un pilotaje en farmacias galas, se evidenció un incremento de la cobertura vacunal de la gripe y de las nuevas vacunaciones de personas que acudían a las farmacias y a vacunarse por primara vez.

“Incorporar polideportivos o estadios de fútbol ha sido una buena idea, innovadora y audaz, que ha funcionado en la vacunación de la Covid-19″

Confianza de la población

Cuando nos dimos cuenta de que el segundo factor de los tres necesarios debia permitir vacunar de manera masiva y rápida a la mayor parte de la población, nadie dudo de que había que hacer cosas nuevas. Y la confianza, el tercer factor, apuntala al segundo. Precisamente, confianza y accesibilidad son dos factotes que la farmacia comunitaria ofrece para la vacunación de la gripe.

Incorporar polideportivos o estadios de fútbol ha sido una buena idea, innovadora y audaz, que ha funcionado en la vacunación de la Covid-19. ¿No deberíamos ser igual de audaces para salvar a miles de personas de muertes y hospitalizaciones a causa de la gripe común? Porque subir 10 puntos en la cobertura vacunal de la gripe tiene como resultado miles de muertes evitadas por causa de la gripe.

La farmacia continúa llamando a la puerta, falta saber si hay alguien dispuesto a responder.