La farmacia busca consolidar sus mejores servicios durante la COVID-19

2040

La farmacia comunitaria y la farmacia hospitalaria han puesto en marcha servicios adaptados a las nuevas necesidades condicionadas por la pandemia en curso. De entre las muchas aportaciones, destacan el papel de la farmacia en el diagnóstico de COVID-19, la dispensación de medicación hospitalaria y la atención farmacéutica domiciliaria (AFD). Me voy a referir al caso de las nuevas situaciones que han obligado a facilitar el acceso de la medicación hospitalaria al paciente en su domicilio.

Se trataba de abordar la situación extrema de un paciente que no podía acudir a la farmacia de hospital (FH) a por su medicación. Así como otros con la misma dificultad de acceder a la farmacia comunitaria. Se trata de situaciones distintas con un mismo objetivo: que la medicación llegue al paciente en tiempo y forma. Y en algún caso, la colaboración  de la farmacia hospitalaria y comunitaria también es posible.

Asegurar la continuidad de los tratamientos

Los planes impulsados por la FH han evitado la interrupción de los tratamientos con medicación hospitalaria de pacientes externalizados. El desarrollo de la regulación oportuna ha ido paralelo al diseño de planes y protocolos que han permitido una rápida puesta en marcha de este servicio. Así, muchos pacientes en sus domicilios han recibido medicación hospitalaria que la FH ha proporcionado en condiciones de seguridad y de atención.

El ministerio se moviliza

Tan pronto como en marzo de 2020 el propio ministerio de sanidad validaba por primera vez, de forma temporal, la dispensación domiciliaria de medicamentos hospitalarios (MH). La orden que lo permitía (SND/293/2020) concretaba las situaciones de excepcionalidad durante la crisis de salud pública.

La misma otorgaba a las CC.AA. la capacidad para garantizar que la medicación que debía dispensarse en el hospital llegara al paciente según “su enfermedad, el medicamento y la situación epidemiológica lo aconseje“. En junio del mismo año, el Gobierno de España prorrogaba esa medida a través del RD-Ley 21/2020, conocido como de “nueva normalidad.”

Apoyo de la ministra Darias

Pero la realidad ha superado a las necesidades temporales. La propia ministra de sanidad, Carolina Darias, se ha mostrado favorable a que algunas de las medidas implantadas de manera provisional, como la telefarmacia o la atención farmacéutica hospitalaria,  “se queden”.

El primer análisis del impacto económico de la dispensación domiciliaria de MH a través de la farmacia comunitaria fue impulsado por el CGCOF. En los casos en los que la farmacia comunitaria interviene, este estudio ha puesto de manifiesto el ahorro detectado en la mensajería, la productividad ganada al suprimir los desplazamientos al hospital.

Ahorros económicos, pero no lo único

Cantabria fue el foco del mencionado análisis y la conclusión es clara. A la comodidad del paciente al recoger su medicación, se le une los ahorros económicos, y esto puede ser beneficioso más allá de la pandemia.

En ocasiones, la medicación debe ir directamente al domicilio del paciente, conocido como telefarmacia. Se trata de medicación hospitalaria, y las ventajas de que su administración, cuando sea posible, sea en el propio domicilio abre una nueva opción. También en estos casos podría el paciente escoger una botica donde la entrega de la medicación hospitalaria se lleve a cabo.

“Llega la hora de elaborar protocolos para estas nuevas necesidades”

Aprobado de las CC.AA.

Las CC.AA. han recibido con entusiasmo las ventajas de profundizar en la telefarmacia y la atención farmacéutica domiciliaria. Sin duda hay terreno y situaciones para que la FH y la botica pueden cumplir con sus distintos cometidos.

Llega la hora de elaborar protocolos para estas nuevas necesidades. Un primer paso será analizar las mejores prácticas para desarrollarlas e impulsarlas. Y no cabe duda de que la cadena debe incluir los eslabones farmacéuticos oportunos, asegurando que siempre haya un profesional sanitario o una entidad farmacéutica (como la distribución farmacéutica) detrás de cualquier movimiento de medicamentos que se produzca. La seguridad y la custodia, además de la entrega informada y la atención farmacéutica oportuna, deben prevalecer.