Amenazas y oportunidades en la farmacia comunitaria de 2022

7031

No hace muchos años, la entonces ministra de sanidad Maria Luisa Carcedo (sep-2018 a enero de 2020) fue preguntada a finales de 2019 por si había alguna iniciativa prevista en el ámbito de la farmacia en el ministerio. Su respuesta estaba en sintonía con una apatía general de la farmacia y el poco interés de la clase política.

La ministra Carcedo no hacía más que trasladar el reflejo institucional de lo que acontecía en ese momento para la farmacia: nada.

Desde Galicia y en esos meses de 2019, aprobaban una ley de Farmacia que no entraba demasiado en cuestiones que se han mostrado cruciales tras la llegada de la pandemia. Algunas de estas cuestiones las ha solventado la Xunta mediante la aprobación de una batería de decretos a medida que la necesidad apretaba.

Llega la pandemia y la necesidad de reformas

Y llegó la pandemia, y en marzo de 2002 la farmacia se reveló como lo que era: una pieza clave del sistema sanitario público, con gestión privada. A diferencia de muchos centros de salud, las farmacias no cerraron en las primeras semanas al carecer de equipos de protección individual (EPIs).

Madrid se adelanta y consigue un texto tan completo como necesario de la mano de la Directora general de Ordenación e Inspección sanitaria, Elena Mantilla. Sin duda, marcará un camino puesto que es el fruto de las necesidades reales de la farmacia y los pacientes en toda España.

Y mientras que los centros de salud en plena pandemia, la inmensa mayoría, dejaba a los servicios de urgencia hospitalarios como única puerta de entrada al sistema sanitario, la farmacia seguía abierta ofreciendo sus servicios y atención, y llevando medicación a los domicilios cuando era preciso.

La ministra Carcedo acertaba en 2019 cuando aseguraba que no había nada en la agenda en relación a la farmacia. De la misma forma, la ministra Carolina Darias acertó cuando en 2021 dijo que muchas de las decisiones tomadas en relación a la farmacia durante la pandemia “han venido para quedarse“.

Amenazas: digitalización y competencias

SEFAC ha realizado un interesante análisis de las oportunidades, amenazas, fortalezas y debilidades de la farmacia durante su Congreso Anual celebrado en Madrid. El Congreso de SEFAC ha tenido una apretada agenda repleta de actividades asistenciales, la mesa sobre el análisis de la farmacia destaca por su diseño. Los ponentes representan distintas entidades y areas de conocimiento de la farmacia y sus conclusiones son oportunas y representativas.

Eduardo Trives (Cofares) ha destacado la necesidad de hacer frente al avance de las plataformas digitales en el comercio electrónico. Digitalizar la farmacia con garantía es una buena propuesta.

Creo que la alternativa de no hacer nada es dejar que Amazon ocupe el espacio. Destaca también Trives la expansión de la farmacia hospitalaria y los centros de atención primaria en su actividad, lo que puede afectar al rol de la farmacia.

La regulación a través de las Leyes oportunas, y la colaboración abierta entre las partes evitaría conflictos y solapamiento entre agentes sanitarios.

Fortalezas: el modelo

Raquel Varas (Consejo de Farmacéuticos, CGCOF) destacó las fortalezas de la farmacia. Fortalezas basadas en el propio modelo mediterráneo. Las farmacias son una red y en eso reside una fortaleza, pero es preciso avanzar en la interconexión por parte de las administraciones.

Si no avanzamos en la interconexión con el sistema sanitario el riesgo es que sean una “isla” como destacaba Angel Sanz (consultor) al hablar de las debilidades de la farmacia. Varas puso en valor el conocimiento generado por la red de 22.137 farmacias.

Por parte de la farmacia comunitaria, Silvia López (SEFAC) se ha centrado en las oportunidades que se presentan. Para López destacan como oportunidades desarrollar los servicios farmacéuticos asistenciales y la creación de la Farmacia Clínica Comunitaria. Más a corto plazo me parece la teleasistencia farmacéutica, que se integre con los mismos servicios que ya se proporcionan desde los centros de salud. Nuevas especialidades son cuestiones que ocuparán un tiempo largo, mucho más del que esperamos a la vista de otras especialidades que aún no llegan.