La botica “puede ser la diferencia entre el fracaso y el éxito”

94
Aguilar Congreso
Premios Fundamed

El presidente del Consejo, Jesús Aguilar, ha comparecido en la comisión para la reconstrucción. La comparecencia es una oportunidad de hablar alto y claro. Asuntos que no eran relevantes para toda la profesión ahora hay un acuerdo en su prioridad. Medicamentos DH y la Atención Farmacéutica Domiciliaria (AFD) emergen como dos de los asuntos que han sido objeto de especial atención. Lo eran antes de la pandemia y ahora se demuestra su relevancia.

Como si de una premonición se tratara, la AFD y los medicamentos DH, han estado en el foco desde distintos sectores de la profesión. Colegios, patronales, sociedades científicas y entidades farmacéuticas varias han estado recordando la necesidad de un papel más relevante de la botica. El Consejo hace bien en retomar la agenda y poner sobre la mesa el extraordinario apoyo de los pacientes a la farmacia durante la pandemia.

Salud Pública y Farmacia

Una propuesta interesante es ir más allá en la colaboración de las farmacias. Iniciativas como las “farmacias centinela” son una muestra de que la botica puede servir como “termómetros” del estado de salud de la población. El refuerzo general de la salud pública debe estar en la agenda sanitaria, y eso requiere que desde la farmacia se planteen profundizar aún más en cómo potenciar dicho papel.

Prevención, información, vigilancia y refuerzo de la salud pública es una tarea en la que la farmacia resulta una pieza indispensable. La vigilancia epidemiológica ya se aplica con éxito en distintas CC.AA. y se trata de generalizar su apoyo.

Las residencias de mayores

El asunto delicado de las residencias de mayores merece una especial mención. Conviene recordar que no han sido muy bien tratadas las farmacias con respecto a las residencias; ahora debemos volver a pensar el modelo de atención a residencias y que exista una atención farmacéutica adecuada, como plantea el Consejo. Que tomen nota los que eran partidarios de eliminar o sacar a las farmacias de las residencias públicas y poner trabas también a las privadas, que de todo ha habido.

Cuatro bloques

El planteamiento del Consejo es sólido: Farmacia en AP, salud pública, transformación digital y sostenibilidad del modelo. Queda mucho por hacer pero están bien identificados y concretados los pilares en los que debe relanzarse una atención sanitaria en la que la farmacia renace por mérito propio.

La botica: la clave para no fracasar

La afirmación de Aguilar de que potenciar a la farmacia “puede ser la diferencia entre el fracaso y el éxito” del plan de reconstrucción, como afirmó en sede parlamentaria, merece un comentario especial.

Por ejemplo, ¿alguien sabe cómo conseguiremos pasar de un 55% de cobertura vacunal (de la gripe común en población de riesgo) a un 80%? Probablemente haciendo muchas cosas distintas, y una será incrementando el papel de las boticas en la vacunación.  El problema reside en que aún no se han puesto las bases de ese papel crucial.

Resulta clave ponerse a trabajar ya en ese modelo, y en muchos otros, y que no haya fisuras con otros profesionales sanitarios, especialmente las enfermeras. Porque si hacemos lo mismo de siempre, el resultado no variará.