Informes para los diputados de la “oficina C”

9467
Imagen de la presentación en el Congreso de la Oficina C con Meritxell Batet y Ana Pastor en el centro.

La obtención de información precisa, contextualizada y sin recomendacones (neutra) resulta imprescindible para los diputados que deben abordar asuntos sanitarios y científicos. El ministerio de Ciencia y Tecnología ha creado una unidad (la “Oficina C”) compuesta por técnicos que elaboran informes para los diputados, y uno de los 4 primeros temas ha sido el cáncer.

“Que el cáncer sea uno de los 4 primeros informes elaborados, demuestra el interés legislativo y el trabajo que están desarrollando desde la comisión de sanidad”

Existen muchas entidades que España, sociedades cientificas y grupos de investigación que pueden facilitar información profunda y que ofrecen recomendaciones. Pero este tipo de informes tratan de ser más breves y no ofrecer recomendaciones, tan sólo explicar y contextualizar.

Fuentes objetivas

Los propios diputados y diputadas mantienen encuentros para obtener la información oportuna sobre distintos temas en los que la opinión experta (sociedades científicas, entidades o grupos de interés) es tenida en cuenta. Y es práctica necesaria, dado que los miembros de la comisión de sanidad, y otras comisiones del Congreso o del Senado, deben decidir y votar cuestiones en las que no tienen por qué ser expertas o conocedores en profundidad. Pero siempre es necesario tener un criterio objetivo con fuentes autorizadas, y la Oficina C pretende cubrir en parte ese hueco en algunas materias relevantes.

Que el cáncer sea uno de los 4 primeros informes elaborados, demuestra el interés legislativo y el trabajo que están desarrollando desde la comisión de sanidad del Congreso.

La oficina ha sido creada por el ministerio de Ciencia y Tecnología, y es iniciativa impulsada en el Congreso por Ana Pastor, siendo presidenta de la Cámara en 2019, que la actual presidenta, Meritxell Batet, ha retomado en 2021. La Oficina C ( como se la llama) ha realizado su primer informe de cancer. El informe es conciso y fácil de leer, y facilita la labor de los miembros de la comisión de sanidad que tienen un amplio campo y variedad de asuntos a estudiar.

“Resulta prometedor que este primer informe haya contado con alguno de las mentes que más están aportando a la oncología, en España y en el mundo”

Expertos como fuente

Un aspecto crucial del informe es que cuenta con el testimonio de expertos, la opinión recogida de especialistas en oncología, investigación y disciplinas relacionadas con el contenido. Entre los consultados se encuentran Jesús Garcia Foncillas (vicepresidente de Fundación ECO), Enriqueta Felip (presidenta de SEOM), Eduardo Diaz-Rubio (presidente de honor de Fundación ECO), Josep M. Tabernero (Vall´d Hebron), Joan Massagué (Memorial Sloan Kettering Center) o Luis Paz Ares (presidente de ASEICA).

Resulta prometedor que este primer informe haya contado con alguno de las mentes que más están aportando a la oncología, en España y en el mundo. Prevencion, biomarcadores, protonterapia, cribados o medicina de precisión son asuntos abordados de manera escueta y precisa.

Es cierto que no están todos los expertos son, pero sí “son todos los que están” en dicho informe, una treintena larga de especialistas consultados e incluidos en el informe. España es rica en expertos y expertas en la investigación oncológica, y también por eso somos líderes mundiales, junto a Estados Unidos, en investigación clínica.

Las líneas de trabajo y la metodología de los informes de la Oficina C ha sido bien explicada y su mejor virtud es la síntesis, sin duda.

De cualquier manera, los informes no sustituyen la necesaria interacción con los problemas a analizar de manera directa por los parlamentarios, ni eso pretenden. En muchos casos, los informes confirmarán los aspectos más relevantes en las distintas materias, como ha sido el caso de este primero sobre cáncer. Y también ofrecen un resumen actualizado en asuntos relevantes para la ciencia y la medicina.