¿Es posible un balance objetivo y constructivo de la gestión de la pandemia del Gobierno?

49

El ministerio de sanidad ha sido un protagonista obligado en un 2020 que hemos dejado atrás, pero no nos hemos zafado aún de la COVID-19.

El balance de la gestión del primer año de la pandemia ha sido realizado por el ministerio en una detallada descripción de logros. Sin duda, han sido muchos los esfuerzos realizados por el Gobierno de España, y por las CC.AA.

Diversas iniciativas políticas y de gestión han tenido un impacto positivo en la pandemia, pero es general la ausencia de una autocrítica. La principal razón de esta ausencia de autocrítica es el clima de extremos que estamos viviendo. En el pasado, la moderación y el “centrismo” ha sido la tendencia predominante de los ciudadanos y ciudadanas de este país. No hay más que recordar el dominio absoluto de un partido de centro (UCD) en los comienzos de la Constitución Española del 78.

“Nos movemos entre sí o no, bueno o malo, blanco o negro, conmigo o contra mi, y hemos desterrado la escala de grises”

España ha pasado de alabar la moderación a un proceso de extremos donde la polarización no deja realizar balances objetivos. Nos movemos entre sí o no, bueno o malo, blanco o negro, conmigo o contra mi, y hemos desterrado la escala de grises.

Un balance objetivo de gestión de la pandemia

El esfuerzo logístico por parte de la administración central ha sido expuesto por el ministerio de sanidad de manera detallada, tal y como recoge EG. Se han tenido buenas ideas, como la Co-Gobernanza entre Gobierno y CC.AA. en la gestión de la pandemia. Pero se debe realizar una crítica constructiva de lo que ha funcionado y lo que debe mejorar.

Las cifras de la gestión del Gobierno

Se han repartido 220 millones unidades de material y productos sanitarios, complementario a las compras de las CC.AA. Se han distribuido a las CC.AA. 300 millones de euros a las CC.AA. del Fondo Covid de 16.000 millones. Se han puesto 81.000 profesionales sanitarios (y sus centros) de titularidad privada. El IVA de las mascarillas rebajado, la eliminación de copago, los estudios de seroprevalencia del ISCIII, los acuerdos de la Estrategia de vacunación del CISNS del pasado septiembre, entre otras iniciativas.

“El presupuesto de sanidad, que gestiona directamente el ministerio, crecerá este año en más de 3.000 millones

Un 2021 con mejoras presupuestarias

El presupuesto de sanidad, que gestiona directamente el ministerio, crecerá este año en más de 3.000 millones de euros. Dentro de la partida total de los PGE 2021 contará con 2.440 millones de euros del fondo REACT-EU para reforzar la Atención Primaria y realizar las adquisiciones de vacunas contra la Covid-19.

“El Gobierno ha aprobado un incremento en I+D+i muy notable, destinando hasta 3.200 millones de euros más al Ministerio de Ciencia y Tecnología”

Ciencia e I+D+i

El Gobierno ha aprobado un incremento en I+D+i muy notable, destinando hasta 3.200 millones de euros más al Ministerio de Ciencia y Tecnología.

La partida para descarbonizar el planeta tiene su hueco este año con casi 12.000 millones de euros que tratará que nuestra industria atenúe los gases de efecto invernadero, en línea con los objetivos de la agenda 2030.

“Pero no se mejora una gestión si no se entra en las cuestiones que podrían haber funcionado mejor”

Balance y autocrítica

Pero no se mejora una gestión si no se entra en las cuestiones que podrían haber funcionado mejor. Los suministros llegaron tarde, las recomendaciones del ministerio a través del doliente Fernando Simón fueron en alguna ocasión falsas, cuando no erróneas o contradictorias.

La co-Gobernanza, una buena idea, ha trasladado también que hay ausencia de mando en la toma de decisiones (y aún lo hace al reclamar varias CC.AA. medidas más severas de confinamiento). Si queremos ser objetivos, no para luchar por votos, sino para mejorar cómo hemos respondido como país, debemos estar dispuestos a entrar a fondo en la gestión.

El ministro Salvador Illa prometió una evaluación de la gestión. Convocar a un grupo de expertos, los mismos que firmaron la carta de THE LANCET reclamando un informe de gestión transparente y objetivo, sería un buen paso.