Enmiendas peligrosas en la tramitación de la Ley de Farmacia de Madrid

8548

Resulta revelador analizar las enmiendas a la Ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid de los grupos de oposición. Las 223 enmiendas que han propuesto los cuatro grupos de la Asamblea de Madrid se reparten de forma desigual tanto cualitativa como cuantitativamente. El número de enmiendas a la ley de Farmacia y sus grupos proponentes son: Grupo Parlamentarios Socialista (84), Mas Madrid (22), Vox (35) y Unidas Podemos (79).

Las tres enmiendas a la totalidad del Grupo Socialista, Más Madrid y Unidas Podemos han sido rechazadas por la Asamblea con los votos del PP y Vox, como era de esperar.

En todo caso, sorprende la cantidad de enmiendas presentadas por la oposición, teniendo en cuenta que al comienzo de la tramitación, ningún grupo de la dicha oposición creía necesario cambiar la regulación en farmacia.

Hemos pasado de no necesitar ninguna ley por parte de la oposición en la Asamblea a plantear 188 enmiendas por la oposición, más las 35 de Vox.

Estrategias políticas aparte de las razones para esa gran cantidad enmiendas, hace bien la consejería de sanidad en afirmar que las están estudiando con detalle. El principal problema es que una Ley es un marco general y su desarrollo implica Decretos y normativas de menor rango. Querer concretar y acotar demasiado una Ley puede ocasionar más inconvenientes que ventajas en su aplicación o desarrollo.

“Otras enmiendas son, sencillamente, una bomba en la línea de flotación del modelo de farmacia”

Enmiendas útiles e inútiles

Leyendo la letra pequeña de las enmiendas hay muchas razonables, sin duda. Algunas, siendo razonables, pueden no ser necesarias en este momento.

Otras son una propuesta de desarrollo que casi se contradice con la enmienda a la totalidad de cada uno de los tres partidos de la oposición.

Las enmiendas que me preocupan son, sencillamente, una bomba en la línea de flotación del modelo de farmacia. Este tipo de enmiendas son las que no cuentan ni con el apoyo de la farmacia, ni con la fuerza de la razón. Y muestran un profundo desconocimiento de la realidad de la farmacia.

Cambio del módulo poblacional

La propuesta de Unidas Podemos de cambio de los módulos poblacionales para la autorización de una nueva oficina de farmacia es preocupante.

Dicha enmienda pretende reducir los módulos de 2.800 a 1.500 habitantes, y posteriormente de 2.000 a 1.000 habitantes. Este planteamiento supone acabar con la posible rentabilidad de una farmacia al incrementar más de un 50% el número de farmacias en el primer caso. Para el segundo caso supondría duplicar el número de boticas.

El modelo de Navarra que trajo la ruina

Sorprende esta iniciativa de incrementar las farmacias por habitantes que ya se puso en marcha en Navarra hace años. Dicho modelo ha conseguido que Navarra tenga la farmacia más empobrecida del país. Muchos farmacéuticos y farmacéuticas que acudieron a la llamada para abrir una nueva farmacia en dicha comunidad foral se han arruinado.

Si uno promueve farmacias en zonas sin rentabilidad, con pocos habitantes, es preciso proporcionar ayudas que eviten su ruina, como ocurre con las farmacias VEC.

Afirmar que caben más farmacias por habitante en Madrid, o en España, es no conocer la realidad de España ni de otros países. Basta con decir que España es el país de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) con más farmacias por habitante.

Si se trataba de mejorar una Ley a través de las enmiendas, la credibilidad se cuestiona con una enmienda absurda en un debate que ya está superado, como es el de incrementar el número de farmacias por habitantes.

Potenciales mejoras

Sin duda, la farmacia verá con buenos ojos las enmiendas a la Ley en trámite en relación a que la farmacia pueda tener una retribución por servicios prestados que propone Vox. También le parecerá bien la creación del historial farmacoterapéutico que propone Más Madrid. Hay más enmiendas así, y es posible que se incorporen algunas.

Ahora se trata de que el trabajo de Elena Mantilla al frente de su equipo revise las enmiendas y vea cuales pueden contribuir al “arte de lo posible”, que es la política. Aquellas que aporten algo y que no anticipen un desarrollo posterior, innecesario en el redactado actual.

La directora general de ordenación e inspección va a comparecer en el pleno de la Asamblea, una oportunidad de aclarar conceptos para algunos grupos parlamentarios. Escucharlas les dará claves, sin duda.

Al principio de la sesión intervendrá el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, Manuel Martínez del Peral. También intervendrá el presidente de SEFAR (la farmacia rural), Jaime Espolita Suárez.

Lo que es evidente es que es preciso distinguir el grano de la paja y seguir avanzando con la Ley en su mejor texto, que es el que puede ser de utilidad para la farmacia, la sociedad y los pacientes.