El ministro responde al test en boticas: realizará un “análisis técnico y jurídico”

57
Premios BiC 2020

El ministro ha respondido durante el CISNS a la carta de la Comunidad de Madrid sobre los test rápidos de Covid-19 en farmacias. Una carta que también se ha remitido a la Aemps por la consejería de sanidad de Madrid. El ministro Salvador Illa ha recibido la petición urgente  de Madrid de realizar test rápidos de Covid-19 por distintos medios. La Comunidad de Madrid anunció la medida, en un contexto en el que las decisiones y la co-Gobernanza les permite organizar de la manera más conveniente su respuesta a la pandemia de Covid-19.

Los argumentos que esgrime la Comunidad de Madrid para que se facilite por el Gobierno de España (y el ministerio de Sanidad) esta medida incluye argumentos legales, epidemiológicos, organizativos y de salud pública.

Poco entusiasmo del ministerio

El poco entusiasmo con el que el ministro Salvador Illa ha acogido la petición formal de la Comunidad de Madrid es notorio. Primero, se ha visto obligado a dar acuse de recibo a la petición realizada en medios de comunicación por la Comunidad de Madrid. La propia presidenta Isabel Díaz Ayuso lo anunció. El presidente del COF de Madrid, Luis González, detalló cómo podría llevarse a cabo la realización de estos diagnósticos. Pero parece que vuelve a ser un objeto de enfrentamiento entre administraciones. Si me permiten la expresión, la presidenta Ayuso recibe una patada del ministerio, en el culo de los madrileños.

Es inasumible el nivel de desconfianza entre las administraciones de Madrid y del ministerio. Y son los madrileños los que se ven privados del necesario trabajo en equipo que requiere afrontar la pandemia.

La respuesta, en medio de una pandemia, no puede ser que se hará un análisis por “los equipos técnicos y jurídicos”. La petición es urgente, y su respuesta más. Debe convocarse un encuentro urgente conjunto del ministerio de sanidad con el equipo de la Comunidad de Madrid, y con los expertos que han revisado (éstos sí que lo han hecho) la propuesta con el interés y la profundidad necesaria.

Precedente de poco interés: Simón

Ya hace semanas el propio Fernando Simón restó importancia a esta iniciativa, y reconoció que no había ni siquiera “tenido tiempo de analizarla”. La opción de las boticas para realizar test serológicos rápidos ¿está tropezando con la burocracia? Con este precedente, sin estudiar la petición con profundidad e interés, no se entiende que una petición urgente por una Comunidad como Madrid no requiera de la atención del director del CCAE.

¿Cuánto tiempo para su “revisión”?

Considero que las docenas de personas y expertos que apoyan la iniciativa de realizar test en boticas en Madrid están, al menos, tan preparadas como el equipo del ministro, Fernando Simón incluído. Madrid está llevando a cabo una gestión de la pandemia que la sitúa en una posición intermedia en cuanto a resultados con todos los condicionantes de haber sido epicentro de la misma. Algunos incluso afirman que está ya entre los mejores resultados de evolución de la pandemia, mientras disminuyen el número acumulado de nuevos contagios por 100.000.

¿No merece un apoyo más allá de consideraciones legales y técnicas? ¿No merecen los madrileños la oportunidad de ir a su farmacia y realizar un test en condiciones, evitando el colapso de los centros de salud y de los hospitales? ¿No merecen los españoles que Madrid  demuestre si es una medida que ofrece resultados y adoptarla en su caso?

Cataluña: ya está valorando el test en boticas

Parece que son las CC.AA. las más conscientes del papel que tienen las farmacias. Quizás ven más de cerca esa faceta. Alba Vergés, consellera de salut de Cataluña lo ha dicho muy claro: “queremos que las farmacias tengan una relación más potente en la lucha contra la Covid-19″ y sitúa los test rápidos como una acción clara en este sentido. ¿También habrá que analizar la medida en Cataluña? ya están en conversaciones con los Colegios y la patronal Fefac.

Galicia está con un piloto en Orense y parece que avanza con buen ritmo: la mitad de las farmacias de Orense se han sumado a la iniciativa.

La Covid-19 nos ha traído más preguntas que respuestas. Pero mientras que la ciencia avanza y las va respondiendo, la burocracia y la política siguen ofreciendo su cara más amarga: disputas y piedras en el camino. Mientras esperamos el análisis técnico, la pandemia sige su curso. Madrid y Cataluña han mostrado su estrategia, ahora toca apoyar a estas y otras CC.AA. que lo precisen.