El gasto hospitalario “sufre” incremento mientras decrece el sufrimiento de los pacientes.

145

El informe de AIReF destaca el incremento de la partida de medicamentos hospitalarios en los últimos 15 años, pero no entra en los resultados en salud producidos. Su propuesta de impulso de los biosimilares es oportuna y supondría un ahorro del 16% del gasto actual.

El esperado análisis de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) en relación al gasto hospitalario propone hasta 1.000 millones de ahorro al año. El secreto de este ahorro pasa por los biosimilares y su fomento y extensión dentro del hospital. El informe, encargado por el Gobierno, incluye análisis sobre beneficios fiscales o infraestructuras, entre otros. Con los datos de 2016, la inversión en medicamentos hospitalarios se situaba en casi el 15% de los 41.000 millones del total de gasto hospitalario, unos 6.200 millones de euros. Con el fomento de los biosimilares propuesto, la reducción de la partida sería de un 16% con los datos de 2016.

Sube la partida hospitalaria

La innovación tiene su principal foco en enfermedades que son tratadas en hospital, lo que justifica su incremento. El Cáncer, las enfermedades inflamatorias aglutinadas bajo las siglas IMIDs o los tratamientos para el VIH son la parte principal del mencionado presupuesto en medicamentos de consumo hospitalario. Y es en estas patologías donde se encuentra la mayor parte de la innovación. El informe habla de que el gasto hospitalario “está sufriendo” trayectoria creciente.

“La realidad es que la innovación está llegando, y con ella la morbimortalidad de muchas enfermedades hace que los pacientes sufran menos o, incluso, dejen de sufrir”

La realidad es que la innovación está llegando, y con ella la morbimortalidad de muchas enfermedades hace que los pacientes sufran menos o, incluso, dejen de sufrir. Los sufrimientos económicos y humanos son, en este caso, antagónicos.

Resultados en salud de 4.000 millones

En 15 años, AIReF dice en su informe que se ha incrementado la partida en 4.000 millones de euros. Los economistas de la salud hablan siempre de los resultados en salud. ¿Qué calidad de vida (sufrimiento), años de vida o supervivencia libre de progresión han conseguido proporcionar esos 4.000 millones en estos años?

Sin embargo, tratar de encontrar ahorros es una buena iniciativa. Como lo es disponer de biosimilares que permiten abaratar la factura en medicamentos hospitalarios.

Protagonismo de la Farmacia Hospitalaria

Del total de 23 medidas propuestas por el informe de AIReF de gasto hospitalario, un total de 21 afectan a la farmacia hospitalaria (FH). Esto consolida el papel regulador y cada vez más activo de la FH.

Paciente externo

El documento financiero, sin embargo, se preocupa por la humanización de la atención hospitalaria externa. Y es que hacer que el paciente esté mejor tratado en su casa, tiene implicaciones también económicas. La externalización no sólo mejora la morbimortalidad de los pacientes que son tratados en sus domicilios, sino que alivia la presión asistencial dentro del hospital. Todos ganan. AIReF propone desarrollar un marco regulador de atención a pacientes externos desde la FH. En esto coincide con la reclamada normativa para la farmacia comunitaria: necesita regular la atención domiciliaria.

Covid-19: Sin mención

El principal defecto de estos informes de AIReF es que no tienen en cuenta el entorno de la pandemia. En todo caso, la propuesta de externalización sí da señales tímidas de esta consideración. Lo que debería asumir el informe de AIReF es que lo extraordinario se ha hecho común. Y debemos tener presente lo extraordinario: la pandemia.