El correcto abordaje de la diabetes une a los partidos en el Senado

2731

Hay asuntos que traspasan los intereses políticos o partidistas, y uno de ellos es, y debe de ser, la salud. Esta semana la Comisión de Sanidad del Senado ha mandado un mensaje de unidad en torno a la diabetes, con la aprobación por unanimidad de una moción para la mejora de medidas para el colectivo de pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (DM2).

Dicha moción, promovida por el Grupo Socialista y defendida por su portavoz, Esther Carmona, insta al Gobierno a continuar con la extensión de financiación de los sistemas de monitorización de glucosa mediante sensores tipo flash, para aquellos pacientes con DM2 insulinizado. La propuesta de la portavoz Carmona defiende la colaboración con las comunidades autónomas para continuar reforzando el apoyo a los pacientes y “reducir al mínimo la exposición a factores de riesgo evitables.

Votación unánime: Diabetes

Los 29 miembros de la Comisión de Sanidad del Senado apoyaron esta moción. No es la primera vez que la Comisión de Sanidad del Senado muestra unidad frente a temas que traspasan los intereses de las propias formaciones políticas.

Un espíritu de pacto que debería extenderse a otros asuntos prioritarios, como puede ser el cáncer o la salud mental. En estos dos asuntos resulta imprescindible que se avance entre el Gobierno y oposición de manera conjunta y consensuada.

Y la razón es sencilla: de poco sirve un plan o Estrategia nacional aprobado por el Gobierno de España si en las CC.AA., donde más del 40% de la población española vive con Gobiernos del Partido Popular y el 20% con Gobiernos nacionalistas. Si no hay consensos, el 60% de la población no tiene la posibilidad de seguir una estrategia común y coordinada de todas las CC.AA.

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero cuando se elimina lo accesorio, lo fundamental encuentra puntos en común con los partidos más dispares ideológicamente. Lo hemos visto con otra votación en el Senado, en el que distintos partidos se han unido al margen de la ideología.

Bloques mixtos en el Senado: Biomarcadores

La moción para incorporar los biomarcadores a la Cartera Común de Servicios del SNS no ha conseguido hacerse con el mismo apoyo únanime que la diabetes ha obtenido. Sin embargo, ha salido adelante por la unión de un amplio y variado grupo de senadores y senadores. Un total de 15 votos a favor y 13 en contra (con una abstención) han servido para aprobar la moción.

La propuesta del Grupo Popular ha sido secundada por un amplio grupo de partidos como C’s. Junts Per Cataluyna y el Grupo parlamentario de Izquierda Confederal (que aglutina 6 partidos de CC.AA. de Madrid, Valencia, País Vasco, Andalucía, Baleares y la isla de la Gomera).

En contra han votado el Grupo Socialista y el G. Esquerra Republicana de Catalunya. La moción era muy clara en sus objetivos. Las sociedades de oncología y la comunidad científica y asistencial vienen reclamando una cartera de servicios de biomarcadores. Sin biomarcadores no se puede personalizar más de la mitad de los nuevos tratamientos innovadores.

Los asuntos relevantes deben afrontarse desde la unidad. En un asunto tan relevante como la asistencia oncológica no es posible disentir. Si hay matices deben ser abordados en un texto común, por el bien de los pacientes. Se votaba la necesidad de incluir los biomarcadores en la Cartera de Servicios, y desde las principales sociedades cientificas de oncología ya se ha expuesto la urgente necesidad de incluir los biomarcadores.