El Congreso da su respaldo a una cartera de biomarcadores disponible antes de junio

10859

La comisión de sanidad del Congreso de los diputados acogió la presentación del informe sobre Biomarcadores elaborado por la Fundación Gaspar Casal con el apoyo de Janssen. Para la presidenta de la comisión de Sanidad, Rosa Romero, los biomarcadores son una pieza fundamental en la utilización eficiente de los recursos sanitarios. La presidenta animó a los legisladores presentes en la sala, decisores, clínicos, compañías y pacientes a trabajar en conjunto para una hoja de ruta que facilite la equidad con los biomarcadores.

El Director General de Cartera Común y Farmacia (DGF), César Hernández, ha participado como panelista en el informe presentado cuando era subdirector general de la Agencia Española de Medicamentos (Aemps). Ahora, en calidad de DGF, recordó que los biomarcadores no son sólo una herramienta imprescindible con los medicamentos aprobados, sino en la investigación básica y clínica.

Un presupuesto de 90 millones

Para Hernández, España lidera la investigación clínica y cualquier persona debe tener “acceso al mejor tratamiento, en ocasiones será a través de un ensayo clínico y en otras será un tratamiento ya aprobado“.

El DGF concretó en 90 millones de euros la cantidad presupuestada para un catálogo de biomarcadores que comenzará en cáncer. Hernández afirmó que esta cantidad será transferida a las CC.AA. para el “sistema de biomarcadores”. Como parte de ese sistema, el DGF explicó que la modificación regulatoria estará lista en el segundo trimestre de este año, lo que significa que estaría antes de junio. El catálogo debe ser “flexible, equitativo y homogéneo” para el titular de Farmacia del ministerio de sanidad.

Rosa Romero durante la apertura del encuentro en el Congreso junto a Luis Diáz-Rubio, director general de Janssen.

Filosofía de liderazgo

Esa misma flexibilidad fue mencionada por Luis Paz-Ares (Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid), coautor del informe de Biomarcadores. Para Paz-Ares el liderazgo que nos ha llevado a la primera posición de Europa en desarrollo de ensayos clínicos debe ser la mentalidad con la que afrontar el uso de los biomarcadores.

La calidad de las determinaciones, la flexibilidad en su selección, el acceso a las pruebas y la tecnología empleada debe ser la “misma filosofía” que en otras cuestiones que lideramos desde España, asegura Paz-Ares. Pero también recordaba el oncólogo que el “diagnóstico molecular es desigual en España y es menor que el realizado en los países de nuestro entorno”.

Por eso mismo, el resto de especialistas de la mesa también urgió a disponer ya de la lista y el método que facilite que los pacientes puedan disponer de esa información genética y personalizada, a través de la cartera de servicios del SNS.

Más inversión

César Hernández ha suscrito las palabras de Luis Paz Ares y afirmo que coincidía con el oncólogo. El DGF afirmó que el sistema “invierte cada vez más en medicamentos”, y el “sistema (de biomarcadores) debe fluir”, y habló de un “pacto global” para este nuevo paradigma, al ser preguntado por un plan específico de biomarcadores.

Pilar Garrido (Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid) que moderó la mesa, destacó que se viene hablando de biomarcadores desde 2014. Los participantes en el encuentro, y los propios autores del informe sobre biomarcadores, destacan la urgencia y la necesidad de avanzar. Al finzalizar el encuentro sí se percibió que es inminente que unos determinados biomarcadores entren ya en la cartera de servicios del SNS, y la DGF trabaja intesamente en ello.

En la clausura, la portavoz adjunta del Grupo Socialista en la Comisión de Sanidad, Carmen Andrés afirmó que se debe “seguir avanzando por los pacientes” y animó a las fórmulas de colaboración, aludiendo a queel modelo “no debe ser ni todo público ni todo privado”. La diputada concluyó en relación a los pacientes que “no podemos defraudarles”. Puesto que desde Janssen el director general, Luis Díaz-Rubio, anunciaba en la apertura del acto el “compromiso con el avance de la medicina personalizada”, todo indica que España puede acelerar la necesaria y urgente disponibilidad de una cartera de biomarcadores, comenzando por el cáncer.