Premios BiC 2020

En la teoría sobre la horquilla, el filósofo David Hume exponía que el conocimiento está compuesto por enunciados demostrativos, que son evidentes por sí mismos, y otros que son probables y que nos hablan sobre propiedades del mundo que nos rodea. Una teoría perfectamente aplicable al debate generado entorno a los visados. Los enunciados demostrativos ya los conocemos: los visados suponen barreras para el acceso a ciertos medicamentos. Pero, ¿qué sabemos de los probables?

En los últimos años hemos podido conocer esos enunciados probables a los que hace referencia Hume. Sabemos que los visados impuestos tanto a los nuevos anticoagulantes orales directos (ACODs), como la triple terapia para EPOC, además de suponer un problema de acceso para los pacientes, tampoco aportan los ahorros esperados. En el caso de la triple terapia, con la eliminación de este visado, el SNS se ahorraría un 15 por ciento de la factura farmacéutica de estos medicamentos (es más barato el medicamento que tiene visado de los que no necesitan).

La eliminación temporal de los visados por la crisis de la COVID-19 nos ha aportado el conocimiento de que estos no suponen beneficios, ni a pacientes, ni a profesionales

La crisis sanitaria derivada de la pandemia de la COVID-19 nos ha enseñado muchas lecciones. Entre ellas que la suspensión de los visados de fármacos en algunas comunidades autónomas de forma temporal durante los meses de pandemia ha aportado beneficios, tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios.

La suspensión temporal de visados en algunas comunidades autónomas fue aplaudida por médicos y pacientes, pero, al mismo tiempo, consideran que esto genera una inequidad territorial en el acceso a estos tratamientos en las regiones que aún mantienen este requisito ‘en vigor’ . El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ve con buenos ojos que esta eliminación del visado se amplíe al menos hasta que llegue la vacuna. Pero si los enunciados demostrativos y los probables nos aportan el conocimiento de que los visados aportan escasos beneficios (o ninguno), puede que sea el momento de tomar la decisión.