Las informaciones publicadas por EG han puesto de manifiesto que era necesario aclarar y acordar puntos de desacuerdo en el seno del Comité Directivo del CGCOF.
| 2018-04-20T15:06:00+02:00 h |

Ha pesado que cuestiones internas salten a los medios y sean conocidas por la profesión

Que la información y la transparencia es algo que persigue la corporación farmacéutica ha quedado claro. La decisión, tras la reunión de presidentes, de constituir una Comisión que revise y trabaje en los gastos y retribuciones de los órganos de gobierno es una buena muestra de ello. Al estar el actual comité directivo en funciones, la tarea será encomendada al futuro equipo. La nota emitida por el Consejo tras la reunión de presidentes y vocales del 18 de Abril menciona en su texto un “rechazo y lamento” a las informaciones publicadas, pero la realidad es que las discrepancias en el seno del comité directivo existieron, así como los dos informes al respecto (el de la tesorera y el encargado o “externo”). Se deberían aclarar exactamente qué informaciones no se han ajustado a los hechos, y evitar desacreditarlas por incómodas. Obviamente, puede resultar molesto leer las informaciones publicadas por EG acerca de las discrepancias internas, pero son el fruto de no haber alcanzado los acuerdos oportunos en el seno del comité directivo. Sin duda, un comité sin discrepancias no ofrecería problemas de comunicación ni incomodidades. De la reunión de presidentes se desprende que ha pesado el hecho de no ser frecuente que cuestiones internas del Consejo salten a los medios, y que asuntos que se debaten dentro de la institución afloren para conocimiento de toda la profesión farmacéutica. Los críticos con este hecho olvidan que el asunto no se estaba resolviendo y que las discrepancias existían. La reunión celebrada ha sido tensa, y Jesús Aguilar ha dado las explicaciones oportunas, como la propia tesorera, Rosa López-Torres. Todos han acordado que los desplazamientos entre la ciudad de origen y Madrid vayan con cargo a los gastos, y que dicho kilometraje compense otros gastos originados en viajes particulares, al margen de la actividad de la institución. Si el comité directivo hubiera estado de acuerdo desde el principio, no hubieran sido necesarios los informes, ni el debate, ni la reunión de presidentes. Cuando las informaciones aparecen, uno debe dar las explicaciones oportunas y mostrar el talante adecuado. EG no está “para tener contento” a nadie, sino para informar a la profesión farmacéutica. Si alguna información no se ha basado en fuentes fidedignas y contrastadas, cualquier aludido tiene el derecho a réplica y a explicarlas en EG, porque la transparencia es saber dar cuantas explicaciones sean oportunas. Y eso es lo que se ha hecho en la reunión de presidentes de COF.