Tras años de debates y de polémicas, finalmente el Parlamento Europeo y el Consejo han llegado a un acuerdo sobre el esperado Reglamento de evaluación de tecnologías sanitarias, aunque ambas instituciones deberán adoptarlo formalmente antes de que pueda entrar en vigor. La Comisión presentó la iniciativa legislativa del Reglamento sobre evaluación de tecnologías sanitarias el pasado 31 de enero de 2018. Aunque el Parlamento cerró su primera lectura en febrero de 2019, los debates en el Consejo han sido todo un desafío. Sin embargo, la Presidencia portuguesa logró seguir adelante con la adopción del expediente.

Aunque finalmente no ha logrado adoptarse un consenso sobre la obligatoriedad por parte de los estados de adoptar las decisiones de evaluaciones adoptadas en Europa; es decir, la ansiada evaluación centralizada en la UE. Esto hace que esta legislación, aunque suponga un paso, este sea más bien descafeinado, pues no acabará con los problemas de acceso y la falta de equidad entre los países de la UE.

El nuevo Reglamento no obliga a los países a adoptar las evaluaciones conjuntas; la UE deja pasar así la oportunidad de avanzar en términos de acceso y equidad entre países

De hecho, desde la patronal europea de la industria farmacéutica, Efpia, lamentan que no se haya acordado un marco “más sólido para el uso de evaluaciones clínicas conjuntas”. Y es que, especifican, este compromiso corre el riesgo de introducir “un sistema impredecible” mediante el que los Estados miembro deciden si se comprometen a utilizar esas evaluaciones clínicas conjuntas y cómo lo hacen. “Esto creará barreras administrativas y regulatorias innecesarias para el acceso de los pacientes a los nuevos medicamentos introducidos en Europa”, ha afirmado la Efpia, quien considera que el foco debería estar en asegurar la implementación efectiva del marco en un sistema con recursos suficientes.

Así, Europa deja pasar la oportunidad de fortalecer sus sistemas sanitarios, de apostar por un ecosistema innovador, donde los pacientes tengan acceso por igual a las innovaciones que llegan y que pretenden mejorar su calidad de vida y su supervivencia.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…