La actualización del Plan de Cáncer presentada en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) parece un buen primer paso para avanzar en la prevención, diagnostico y tratamiento de esta enfermedad en España. O al menos eso es lo que destacan los expertos implicados en el mismo. El plan, al igual que el presentado por el Parlamento Europeo, realiza una apuesta decidida por la prevención, el diagnóstico precoz, la atención oncológica a los niños o aspectos relacionados con calidad asistencial e investigación. Aspectos claves que serán la base para construir lo que será la oncología del futuro.

Ahora, queda por ver cómo se materializa una declaración de intenciones que necesitará de forma obligada de una partida presupuestaria que lo apoye. Sin inversión será imposible avanzar en un mayor diagnóstico o en la investigación de nuevas terapias o procedimientos que se traduzcan en una mayor supervivencia de los pacientes oncológicos.

La actualización de la Estrategia de Cáncer apuesta por la prevención, el diagnóstico y el tratamiento pero, ¿contará con financiación específica?

Entre las novedades que incluye esta estrategia está la de integrar la medicina de precisión. Se presenta como una manera nueva de plantear el diagnóstico y el tratamiento del cáncer. No solo por los biomarcadores asociados a la decisión terapéutica sino también por la posibilidad de estratificar mejor la enfermedad y el pronóstico, y por evaluar la predicción de la respuesta al tratamiento o de la toxicidad.

La incorporación de biomarcadores a la cartera de servicios es un aspecto demandado en numerosas ocasiones por las principales asociaciones científicas del país y que ahora, a simple vista, parece que comenzará a coger forma.

El Gobierno también ha elaborado una estrategia específica de cáncer en el contexto del coronavirus que ya ha obtenido el visto bueno del CISNS. Entre los avances destacan la incorporación de la telemedicina y la telefarmacia; la creación de circuitos específicos; o la modificación en el tratamiento del cáncer. Una respuesta necesaria que afronta ahora el mayor de los retos: ponerla en marcha.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…