Hay muchas señales que permiten comprobar que, piano piano y con la prudencia a la que sigue obligando la pandemia, España está recuperando la normalidad. Tanto la sociedad como sus administraciones. Se nota en la eliminación de buena parte de las restricciones que nos han acompañado desde febrero de 2020 —gracias a la alta cobertura vacunal de la población—, en los signos de recuperación de la actividad laboral y económica… Pero esa normalidad también es palpable por un factor: la (también) recuperación de la actividad normativa en el Ministerio de Sanidad. Y, en concreto, aquella con implicación en la farmacia, históricamente proclive a recibir ingente cantidad de normativa (y no siempre positiva).

Cuando irrumpió la COVID-19 en la vida social y política, todo quedó supeditado a la misma. Basta analizar la evolución desde entonces de la celebración de los Consejos Interterritoriales del SNS. Los numerosos proyectos que el Sanidad tenia en cartera para presentar a las CC. AA. quedaron guardados en el cajón para que la agenda de estos encuentros pasase a ser prácticamente monotemática. Por ejemplo, uno de esos proyectos que estaba a las puertas de su aprobación y quedó suspendido sine die es el polémico Plan de Genéricos y Biosimilares, el cual, dicho sea, buena parte del sector no echa en falta. No obstante, ya se vienen escuchando voces oficiales que hablan de ‘rescatarlo’.

La recuperación de la normalidad no solo es palpable por la eliminación de las restricciones sino también por la tramitación de proyectos legislativos ‘no COVID-19’

Lo que sí se conoce ya es la puesta en marcha de varios proyectos normativos de gran calado para el sector. Es el caso de la modificación del RD 823/2008 de márgenes, descuentos y deducciones de las farmacias, aunque, a priori, con la intención únicamente de modificar los requisitos para la aplicación de las ‘ayudas VEC’. También se ha iniciado la tramitación de una orden ministerial para la integración del Nodo SNSFarma en el sistema de verificación de medicamentos, pese a la ya existencia de un repositorio creado por el sector. Y la farmacia hospitalaria, como se ha recordado en el 66 Congreso de la SEFH, está pendiente de la aprobación del RD de Troncalidad que creará la nueva especialidad única de FH y Atención Primaria.

Así las cosas, donde se habla de nueva normalidad, la farmacia bien puede hablar de vieja normalidad. En concreto, la que supone volver a estar pendientes del Boletín Oficial del Estado (BOE).


También te puede interesar: