Urge compatibilizar la sostenibilidad de la prestación farmacéutica con la accesibilidad al medicamento, la farmacia está preparada y brinda una oportunidad a los decisores
| 2017-02-24T13:33:39+01:00 h |

Si la semana pasada, el consejo de Píndaro nos hablaba de aprovechar las oportunidades, esta vez las enseñanzas de uno de los Siete Sabios de Grecia, Pítaco de Mitilene, marca el camino, da una vuelta más. Pítaco dice que “Debes saber escoger la oportunidad”. La frase se puede trasladar a la realidad del sector farmacéutico en general y a la situación que se vive en la farmacia comunitaria con las innovaciones o los biológicos, en particular. Y en ese ámbito, la farmacia quiere aprovechar la oportunidad que se le presenta, quiere hacerse valer, remarcar sus virtudes y potenciar su innegable aportación a los pacientes; porque no hay que perder de vista que las reivindicaciones de la farmacia en cuanto a la dispensación de innovaciones están ligadas con las de los propios pacientes.

Oportunidades y retos, sostenibilidad y accesibilidad. Urge compatibilizar la sostenibilidad de la prestación farmacéutica con la accesibilidad al medicamento. Y en esa dirección trabaja la farmacia comunitaria, con propuestas concretas, convencimiento y altas dosis de responsabilidad. En palabras del presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Jesús Aguilar, “las innovaciones ocupan y preocupan a la farmacia”. Y las farmacias se ocupan y se preocupan por actualizar conocimientos de cara a estar preparada cuando llegue el momento de asumir la dispensación de esas innovaciones que hoy por hoy, y basándose en motivos eminentemente economicistas, se dispensan en los servicios de farmacia hospitalaria de manera ambulatoria.

Pero para que eso ocurra, la oportunidad que se brinda debe ser ‘escogida’ por los decisores, siguiendo las enseñanzas de Pítaco de Mitilene. Porque no hay que olvidar que el esfuerzo no sirve para nada sino se concreta por parte de las administraciones implicadas en la toma de decisiones en la comunidad del medicamento. Son ellos los que “deben saber escoger la oportunidad”.

El debate no es farmacia comunitaria o farmacia de hospital, ni mucho menos. Es un trabajo complementario entre aliados que tiene que redundar en una clara mejora en la accesibilidad y en el respaldo a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud.