La ponencia sobre medicina personalizada empieza a dar sus primeros frutos detectando problemas como los que se pueden derivar del desarrollo de la nueva LOPD
| 2018-01-26T14:09:00+01:00 h |

La ponencia sobre medicina personalizada sigue su curso en el Senado y ya está dando sus primeros frutos en esta primera etapa de comparecencias. Coincidente en el tiempo, se está discutiendo en el Congreso de los Diputados la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal. Un texto normativo que tiene sus ramificaciones en la investigación y que, según advierten los expertos, necesita de aclaraciones para evitar problemas a la hora de usar los datos de los pacientes que acceden a ensayos clínicos. Es necesario aclarar los controles que se aplicarán para el uso de los datos, quiénes serán los encargados de ese control, quién tiene acceso a las conclusiones de los investigadores… interrogantes que hay que resolver y que es necesario poner ‘blanco sobre negro’ en este momento para luego no tener que lamentar no haber sido lo suficientemente rigurosos en el desarrollo de la ley.

Precisamente ahora que España se distingue por ser una de las potencias europeas en cuanto a investigación gracias, en una gran parte, a un desarrollo normativo que favorece esa investigación, sería absurdo poner trabas por no entender que hay ciertas particularidades en cuanto al uso de datos en investigación que tienen que ser atendidas por los legisladores para que no haya ningún problema futuro asociado al uso de los datos. Siguiendo el sentido común que parece que está imperando últimamente en la capacidad legisladora de la administración, se consiguen incluir las enmiendas necesarias para ello.

La ponencia de medicina personalizada, está resultando un auténtico éxito ya desde sus sesiones iniciales, poniendo el foco en lo realmente importante y ayudando a solventar problemas futuros identificando los retos y planteando las medidas y soluciones necesarias. La utilidad del Senado queda patente y sirve de ejemplo para el resto de órganos decisores que, a buen seguro, mirarán las incitativas que se están llevando a cabo en la cámara y tratarán de poner en marcha iniciativas útiles que puedan ayudar al fortalecimiento del SNS y al desarrollo del sector sanitario.

Es clave detectar ahora las necesidades que plantea la nueva ley para poder incluir enmiendas