Premios BiC
| viernes, 14 de octubre de 2016 h |

El Congreso Nacional Farmacéutico hace escala en Castellón. Dos años después de vivir en Córdoba uno de los momentos más importantes de la farmacia española, la capital castellonense recoge el relevo y sube la apuesta. La ‘hoja de ruta’ marcada por la Declaración de Córdoba será revisada, actualizada y mejorada en esta cita. Es el momento, sin duda, de afrontar el camino hacia la farmacia asistencial de una manera todavía más decidida. La farmacia cree en lo que hace, predica con el ejemplo y busca el espaldarazo definitivo a su labor más que evidente.

El Congreso servirá también para repasar los temas que más preocupan hoy por hoy al colectivo farmacéutico. A través de un intenso y completo programa, los congresistas podrán actualizar conceptos, adquirir conocimientos y resolver cualquier duda existente en el ejercicio de su profesión. Gestión, atención farmacéutica, marketing, atención domiciliaria, experiencias internacionales… repaso total sin esquivar ningún tema. Nueve mesas redondas, siete mesas de debate, dos conferencias y 17 sesiones técnicas componen este ambicioso programa.

Lejos queda aquel primer congreso celebrado en Madrid en 1977. De aquellas Jornadas Farmacéuticas a este Congreso Nacional Farmacéutico la farmacia española ha evolucionado y mucho. Hoy por hoy, se sigue hablado de innovación y de la revolución tecnológica de la que ya se hablaba en Málaga en 1979. Es más, esa innovación es el pilar sobre el que se construye la farmacia del futuro que ya es presente.

Tiempo de farmacia, tiempo de crecer, discutir, dialogar y aprender para continuar el camino con más fuerza si cabe.