Premios Fundamed
Opinión

br

Santiago de Quiroga Editor de EG | jueves, 31 de octubre de 2019 h |

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha detallado las necesidades para abordar el reto de incorporar la innovación en España. Carcedo intervino en la sede del Consejo General de COF (CGCOF), que cedía su espacio para el debate sobre el pacto por la sanidad (un “clásico” ya) de mi querido Mariano Avilés, presidente de ASEDEF. Un escenario que escogió Jesús Aguilar para hablar a la ministra de asuntos que, increíblemente, nunca antes se han abordado, siendo ignorados y olvidados en estos años de la agenda que decide el presidente del CGCOF.

No hay nada sobre la mesa

Porque si no, no se entiende que Aguilar sugiera ahora a la ministra que estas medidas (que las conocemos desde mayo) “sobrepasan líneas y puede hacer inviable” el mantenimiento de la red de farmacias. Veamos.. ¿No es el Consejo de Aguilar el que debe tomar la iniciativa y solicitar las reuniones al Ministerio para poner sobre la mesa el impacto de las medidas anunciadas? ¿Es que no lo hizo cuando se avisaban? La idea de Aguilar de sorprender a la ministra, aprovechando la visita con motivo del encuentro de Asedef, y destacar asuntos críticos de la Farmacia, muestra la cruda realidad: Aguilar no ha realizado ninguna acción ni petición concreta al ministerio para el abordaje de los asuntos que le planteó en su improvisada reclamación “de todo”. Aguilar es superado por los acontecimientos.

Comentarios en voz alta

Dirigiéndose a la ministra en su intervención, afirmaba Aguilar que le preocupaba la “sostenibilidad” y si “habían evaluado” el impacto en la oficina de farmacia de las medidas anunciadas. ¿Qué reunión ha mantenido Aguilar con el Ministerio para revisar la sostenibilidad de la Farmacia? Los problemas no se resuelven enumerándolos, sino concretando propuestas y trabajando en soluciones. Los deberes no los tiene que hacer el ministerio, sino Aguilar, quien ha perdido un tiempo difícil de recuperar; dos años perdidos.

La solución: improvisar

Ahora se recurre a lanzar discursos públicos, dirigidos a justificarse y no a la resolución del problema. ¿Dónde está el documento dirigido al Ministerio para revisar, por ejemplo, el RD 5/2000? Es ahora cuando afirma que “nos preocupan medidas que se tomaron en momentos de crisis y deben repensarse y ponerse encima de la mesa”. ¡Albricias! Aguilar se ha transmutado en el presidente del COF de Madrid, uno de los pocos que recuerda que este RD5/2000 es injusto y respondía a una “urgente necesidad”… Y aquí sigue la norma. Aguilar no duda ahora en recoger los discursos necesarios, pero no hay plan ni estrategia, sólo táctica oportunista sin dirección clara.

Otros sectores sí son mencionados

Resulta graciosa —si no fuera porque es un drama para la oficina de farmacia— su ausencia del discurso de la ministra en la sede del Consejo. Carcedo aludió a los agentes económicos para que “puedan desarrollarse, innovar y competir alrededor del sistema” en referencia a la industria farmacéutica y a la de tecnología sanitaria. Algunos sí hacen los deberes.

Pero hay más, la ministra mencionó a la Atención Primaria: “Es lo que ordena al SNS” y el nivel con “mejor capacidad de llegar a las personas”. Hasta los odontólogos fueron destacados por el Plan de Salud Buco-dental. Aguilar cree que el problema son las “críticas de EG” y dirige su esfuerzo contra el “mensajero”. No es capaz de reconocer que no ha conseguido un diálogo productivo con el Ministerio. Aguilar no convence y no asume la realidad.

Buen discurso de la ministra Carcedo. Se constata que Aguilar ha ignorado los asuntos que importan