Opinión

br

Santiago de Quiroga Editor de EG | viernes, 28 de junio de 2019 h |

No debe la letra pequeña empañar lo que supone, para el papel asistencial de la farmacia, esta LOF

Es el precio del consenso, pero el mérito y el trabajo de los COF gallegos está ahí: tienen una Ley de Ordenación Farmacéutica (LOF) actualizada, que prioriza a las farmacéuticos rurales en los concursos y facilita la continuidad del farmacéutico al cumplir 70 años, contratando un adjunto. La prevención llegó en forma de no mencionar la “atención farmacéutica domiciliaria” como tal, sustituida con el término “entrega informada y cumplimiento de las garantías de dispensación”, que resulta un tanto obvio. El cambio, probablemente, fue la condición para el apoyo amplio por parte del PSOE y la abstención del resto de grupos. Ninguno votó en contra. Héctor Castro (COF de la Coruña) y Alba Soutelo (COF de Pontevedra) explican a EG con detalle la sorpresa de un cambio de última hora en el redactado de la LOF que ha impedido intervenir. Aclara muy oportunamente Castro que el paradigma sociosanitario, que define la dependencia y el envejecimiento, es indispensable en la actividad farmacéutica. Y en el entorno rural es una realidad dramática que necesita respuesta. Y eso no excluye a ningún profesional sanitario, como matiza el presidente del COF de La Coruña. La presidenta del COF de Pontevedra ve los cambios con preocupación, pero les va a tocar estar muy pendientes del desarrollo de la nueva Ley, lo que les augura, y reconoce la presidenta, muchas conversaciones con los grupos políticos para explicar lo que supone la Atención Farmacéutica Domiciliaria. En esto, y más cosas, coinciden ambos presidentes.

No debe empañar la letra pequeña lo que supone, para el papel de la farmacia a nivel asistencial, la actualización de esta nueva LOF. Además, hay que reconocer a todos, comenzando por el consejero de Sanidad de la Xunta de Galicia, Jesús Vázquez, el equipo de la consejería y los portavoces de los populares (que negociaron) socialistas (especialmente por su voto positivo), En Marea y BNG (éstos últimos se abstuvieron) que hayan visto lo positivo y necesario de la nueva LOF. Queda mucho por hacer, y de momento, todo va a tener lugar en Galicia. Desde otras autonomías se avanza también con la decisión de dar a la farmacia la cobertura y el marco competencial de su servicio.