El Gobierno de España y el sector innovador deberían estar en contacto estrecho

1618
El presidente del Gobierno Pedro Sánchez escucha con atención las explicaciones del epidemiólogo Fernando Simón
Premios BiC

El Gobierno español, como hacen otros, debería mantener contactos con las compañías que están investigando vacunas y antivirales frente al covid-19

Algunos países están ya evaluando su capacidad innovadora frente al coronavirus hablando con las compañías que están desarrollando vacunas y antivirales. Lo avanzaba Bill Gates que lleva años impulsando la investigación y la prevención de enfermedades infecciosas en el tercer mundo.

La filantropía de Bill y Melinda Gates lleva 20 años invirtiendo en proyectos para mejorar la salud en países en vías de desarrollo.

Su Fundación ha invertido miles de millones de euros durante muchos años para preparar al mundo frente a un escenario pandémico. La editorial del fundador de Microsoft en el New England Journal of Medicine demuestra su capacidad como visionario, también para la salud mundial. Gates recomienda dos cuestiones a los líderes mundiales que afrontan esta, ya segura, pandemia: solucionar a corto plazo el problema y prepararse para la siguiente. Podría referirse a una nueva pandemia en el futuro o a una segunda ola del mismo virus en menos tiempo. La pandemia de gripe de 1918 se produjo en tres olas.

Las compañías innovadoras han puesto en marcha estudios para el screening de moléculas antivirales, la obtención de una vacuna y métodos diagnósticos más rápidos y fiables.

La primera ola de la pandemia de 1917

La primera ola antes del verano pasó casi desapercibida, y fueron en los meses siguientes con la llegada del invierno que el virus H1N1 causó los efectos más devastadores. Este virus infectó a un tercio de la población mundial y mató a más de 40 millones de personas en todo el mundo.

Al llegar la segunda y la tercera olas, durante 1919, no había una vacuna con la que protegerse. Su mortalidad estimada se calcula en el 2%.

La pandemia de 1957 la causó un virus H2N2 y fue originada en Pekín, en este caso por una mutación de un virus de origen aviar. Esta gripe tuvo una mortalidad del 0,6%. La población mundial había crecido en más de 1.400 millones de personas más que en la primera pandemia.

La contención inicial pasa por tomar medidas drásticas al comienzo de la crisis

El nuevo coronavirus de 2020

La capacidad exponencial de transmisión del covid-19 se potencia con el movimiento de personas en el mundo. El transporte mundial y las concentraciones facilitan los contagios. Este nuevo coronavirus también es capaz de matar a personas sanas. Los datos sugieren que tiene una mortalidad global del 1%. Esto quiere decir que, potencialmente, podría afectar a decenas de millones y matar a cientos de miles de personas en todo el planeta.

Soluciones: prevención y tratamiento

La prevención pasa por tomar medidas drásticas ahora que se puede contener. Se alaba por las autoridades sanitarias mundiales las medidas extremas de algunos países, como el férreo control chino de sus movimientos cerrando ciudades enteras. Sólo un país como China es capaz de cerrar una ciudad con más del doble de habitantes que Madrid.

Pero regímenes comunistas como China no abundan, afortunadamente para otras cuestiones relevantes como la libertad. El resto de países no serán tan eficaces con las medidas drásticas que tomen, y la popularidad y la economía son factores a considerar en estas decisiones.

La fase de producción de antivirales y de vacunas será otro reto para las compañías innovadoras, que deberán suministrar con rapidez la demanda sin ninguna previsión concreta.

El papel de las compañías innovadoras

Una parte relevante de la solución del problema es contar con diagnósticos, vacunas y tratamientos antivirales eficaces. Para ello se requiere del apoyo y la coordinación con las compañías innovadoras que ya están trabajando en este campo.

A medio plazo, la disponibilidad posible de vacunas contra el covid-19 será crucial. Y también el tratamiento antiviral, una vez la infección cursa con la gravedad oportuna. La necesidad de un diagnóstico rápido y fiable ya es una urgente necesidad, y también se trabaja contra reloj.

Gobiernos y compañías en contacto

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España.

Sería oportuno un encuentro entre Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, el ministro Salvador Illa y las multinacionales que tienen ensayos en España para conocer de primera mano qué se está investigando y los tiempos. Un encuentro que permita que el Gobierno español conozca de primera mano el avance de las investigaciones.

Una imagen que traslade la colaboración y coordinación de todos los que están luchando contrarreloj, desde la administración y desde las compañías, en la solución que espera la sociedad.

Donald Trump ha mantenido un encuentro con representantes de GSK, Sanofi, Pfizer y Gilead, entre otras. Y ha conocido de primera mano sus avances. Parece que habrá antes un tratamiento antiviral eficaz que una vacuna. El presidente Trump ha afirmado de su encuentro con las compañías: “Están trabajando con inteligencia e intensamente, hemos tenido un gran encuentro con muchas grandes compañías”. Un mensaje que tranquiliza a los americanos, sin duda

El ministro Salvador Illa debe tener información de primera mano de las compañías sobre los avances, en vacunas y antivirales, contra el covid-19

Los tiempos para obtener antivirales y vacunas

El propio Trump ha indicado tras el encuentro que no sabe cuándo habrá una vacuna pero que “cree que será en meses”. Sin embargo, desde el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (NIAID en sus siglas en inglés) han corregido al presidente indicando que no será antes de un año.

Esto nos lleva a la temporada de gripe 2021. Quizás tengamos un antiviral eficaz antes que la propia vacuna. Pero otros antivirales están siendo evaluados y del screening resultante no saldrá nada hasta finales de año, ha asegurado el responsable de investigación de una de las compañías reunidas con Trump. Los ensayos clínicos de estos nuevos principios activos llegarían a comienzos de 2021.

El ofrecimiento de Trump a las compañías ha sido claro: que contacten con él si necesitan apoyo del Gobierno Federal.