El Euribor rompe la economía de las farmacias con hipoteca

12105
Real estate agents explain the document for customers who come to contact to buy a house, buy or sell real estate concept

Las farmacias en España no escapan a la tensión del incremento de los intereses a tipo variable. Un problema que afecta a las personas con hipotecas inmobiliarias de sus viviendas. Como cualquier establecimiento comercial la financiación que requiere en el día a día tiene que ver con sus necesidades: las posibles reformas, adquisición de materiales o la tesorería de la propia botica.

Sin embargo, muchas farmacias mantienen una hipoteca como consecuencia de su adquisición, que está experimentando subidas constantes. La adquisición de una farmacia, de una licencia en vigor, es el método más utilizado por farmacéuticos y farmacéuticas que deciden emprender una carrera profesional por cuenta propia.

“La adquisición de una farmacia, de una licencia en vigor, es el método más utilizado por farmacéuticos y farmacéuticas que deciden emprender una carrera profesional por cuenta propia”

Este tipo de préstamos se denomina hipoteca mobiliaria, y se trata de financiar todo lo que no tiene que ver con el local, siendo su principal garantía la licencia, cuando el banco no exige otro tipo de garantías y avales. En ocasiones, a esta hipoteca mobiliaria se le añade la hipoteca del inmueble donde se encuentra la farmacia.

El triple de intereses

La situación está golpeando también la economía de muchos de estos emprendedores de la farmacia. Una hipoteca de un millón de euros para una licencia de farmacia con un interés variable de Euribor + 2 puntos a 15 años pagaría el pasado enero de 2021 una cuota mensual de 6.200 euros, con 1.250 euros de intereses.

“Los intereses en una hipoteca de farmacia media se pueden haber triplicado en apenas 2 años”

Esa misma hipoteca hoy abonaría un interés del 5,74% que se traduce en una cuota de 8.298 euros al mes, con algo más de 4.700 euros de intereses. En otras palabras, en algo más de dos años en este ejemplo, los intereses mensuales se incrementarían en casi 3.500 euros al mes.

Nos podemos imaginar que la adquisición de una farmacia financiada tiene ahora una barrera financiera relevante.

Otra cuestión es cómo afectará la revisión del interés a esa farmacia que contrató la hipoteca antes de 2021, con intereses negativos, y con un interés variable referenciado al Euribor. La casuística es enorme, incluyendo las que lo hicieron a un interés fijo cuando pocos la contrataban así. Este tipo de operaciones a tipo fijo fueron entre el 60 y el 80% de las firmadas en los últimos 5 años, según el Banco de España.

Pero el impacto de las revisiones será relevante en los casos de las hipotecas variables, tanto como para alterar de manera significativa la economía de una farmacia de tamaño algo menos que mediano.

Los farmacéuticos que adquirieron la farmacia antes de 2019 estarán especialmente afectados, cuando el Euríbor se situaba en un lejano 0,1 a 0,2 negativo. Desde FEFE, su presidente Luis de Palacio aclara a EG que al encarecerse el crédito se enfría la demanda. Por tanto las farmacias serán menos atractivas como inversión.

No obstante, la opción de una farmacia con una hipoteca siempre es renegociar la misma, alargar los plazos si es posible y esperar unos años a que el Euribor se ajuste algo más, pero ya nadie espera la vuelta a tipos negativos.

Subidas en 2023

El Banco de España afirma que la situación todavía seguirá una escalada abrupta en este ejercicio.

En este contexto, las farmacias con más diversificación y con ingresos más allá de los medicamentos, como la dermofarmacia, los productos nutricionales o complementos alimenticios, pueden tener un salvavidas al que agarrarse.

Las farmacias con un alto nivel de ventas, situados en sitios con mucho tránsito o mucha vecindad, tendrán más recursos para hacerse cargo de los incrementos de las hipotecas, si es su caso. Pero todo es proporcional, y a mayor hipoteca y más ventas, más intereses si existe una hipoteca vinculada.

No obstante, la preocupación de las cooperativas de distribución farmacéuticas, como indican a EG Cofares y Hefame, es ofrecer fórmulas y asesoramiento que facilite tomar las mejores decisiones en un entorno de intereses desbocados.