| viernes, 02 de marzo de 2018 h |

Un año más —por desgracia— desde la Fundación Mehuer se vuelve a denunciar la influencia que tiene el “código postal” en las inequidades de diagnóstico y abordaje de las enfermedades raras. Se reclama “política de verdad”.