¿Dónde están los 4.000 muertos a causa de la gripe del 2019-2020?

729

La mortalidad por gripe se ha repetido cada año sin llamar mucho la atención de los medios de comunicación.

La posible coincidencia de la gripe común con la Covid-19 ha sido una de las preocupaciones mayores de las autoridades sanitarias y expertos cuando se acercaba el invierno pasado. Desded el comienzo, se notó un incremento en el interés por la vacunación de la gripe y mejoraron las coberturas respecto al año anterior. Autoridades sanitarias y sociedades científicas se unieron para lanzar un mensaje de concienciación sobre la vacunación de la gripe en la población de riesgo.

La banalización de la gripe

Durante los últimos años se aprecia una cierta banalización de la gripe en cuanto al riesgo real que presenta. La propia sociedad no está totalmente concienciada de su gravedad, auqnue sea en población de riesgo.

“La última temporada de gripe 2019-2020 en España costó 27.000 hospitalizaciones, 1.800 ingresos en UCI y 3.900 fallecidos estimados”

La última temporada de gripe 2019-2020 en España costó 27.000 hospitalizaciones, 1.800 ingresos en UCI y 3.900 fallecidos estimados. THE LANCET publicó en 2017 que la cifra de mortalidad por gripe cada año estaba subestimada.

La banalización de la gripe sitúa los porcentajes de vacunación de la población de riesgo (mayores de 65 años en especial) por debajo del 55% en los últimos 10 años . La OMS fija el objetivo de vacunación en población de riesgo en el 75%. Sin embargo, la concienciación en esta última campaña muestra datos preliminares indican que se han vacunado en toda España casi el 70% de la población de más de 65 años.

El futuro invierno tras el verano

Como con la COVID-19, la vacunación de la gripe salvaría muchas vidas. Pero sin gripe en esta última temporada 2020-201, se corre el riesgo de que sea aún más ignorado el riesgo de la gripe por las personas mayores. Es preciso que nos aseguremos de que los mayores se vacunarán también para la temporada 2021-2022, y estarán protegidos no sólo ante la COVID-19, sino también ante la propia gripe común.

Fundamed acaba de publicar un informe que analiza las recomendaciones de los expertos en relación a la gripe.

El desplazamiento de la gripe

Cuando llegó el invierno de 2020, lo que nos habían adelantado en el cono sur se confirmó: apenas había casos de gripe.

Según los expertos, el virus de la gripe ha sido desplazado de su nicho ecológico por el SARS-CoV-2 causante de la Covid-19. Los expertos aseguran que, cuando el SARS-CoV-2 sea eliminado en una alta proporción tras la vacunación masiva, dejará hueco para que la gripe reaparezca.

Podría ocurrir tan pronto como en el próximo invierno, o podría ocurrir más tarde. Pero es una certeza que la gripe sigue a la espera de su oportunidad. Por ello, si nos hemos preocupado tanto de proteger a nuestros mayores de la COVID-19, no nos olvidemos de la gripe. Debemos evitar en la medida de lo posible que más de 4.000 muertos por gripe cada año no sea una cifra a la que nos acostumbremos. Y para eso hay que vacunar a más del 70% de la población de riesgo.

Recomendaciones de expertos

Expertos en salud pública y gestion sanitaria se han reunido para analizar el próximo escenario ante la gripe. Un informe analiza a través de 5 áreas la gripe y la próxima campaña vacunal:

  1. Carga de la enfermedad
  2. Variabilidad de las ondas epidémicas gripales
  3. La población más vulnerable a la gripe, según la edad
  4. La cobertura vacunal de la gripe en 2021-2022 en el contexto de la Covid-19
  5. Vacunas de la gripe en +65 años disponibles en 2021-2022

“la innovación y el desarrollo de nuevas vacunas antigripales de inmunogenicidad aumentada favorece la respuesta inmunitaria de los mayores e incrementa la proteccion frente a virus circulantes”

Informe Grupo de Trabajo Gripe 2021

En las recomendaciones que realizan de cara a la campaña de gripe de 2021-2022, los expertos y expertas recuerdan que la gripe es un importante problema de salud pública. Que debe seguir siendo un objetivo disminuir la mortalidad de ésta a través de la vacunación. Debido a la inmunosenescencia, resulta primordial incrementar la capacidad de los mayores de responder ante la gripe.

Además, la innovación y el desarrollo de nuevas vacunas antigripales de inmunogenicidad aumentada favorece la respuesta inmunitaria de los mayores e incrementa la proteccion frente a virus circulantes.