Premios Fundamed

Desgraciadamente son pocos los momentos en los que se pueda sacar pecho de los esfuerzos investigadores que realiza la industria farmacéutica y, desgraciadamente, eso viene unido a una crisis sanitaria o a una enfermedad de alto impacto. En este caso es el Covid-19. Desde que se comenzaron a conocer las primeras informaciones sobre la aparición de este nuevo virus, son numerosos los centros investigadores y compañías que han puesto en marcha programas específicos para dar con un tratamiento concreto o con una vacuna.

Compañías como Gilead, Janssen y Sanofi trabajan ya para aportar soluciones a los pacientes porque, aunque es cierto que es una enfermedad con una mortalidad muy baja, el objetivo es conseguir mortalidad cero. Pero, además, la industria en su conjunto busca soluciones a problemas que surgen o pueden llegar a surgir por esta crisis sanitaria. Por ejemplo, posibles desabastecimientos derivados de medidas de contención que los estados adopten. En este sentido AbbVie, Bayer, Boehringer Ingelheim, Roche y Genentech, GSK, Janssen y Sanofi han realizado donaciones (ya sea de medicamentos o financieras) para hacer frente al coronavirus.

Compañías como Gilead, Janssen o Sanofi trabajan ya en aportar tratamientos específicos para frenar al Covid-19

Es importante que se reconozca esta actividad. Estos apoyos podrán ser claves para contener el coronavirus, pero las compañías realizan estos esfuerzos a diario, y lo hacen para aportar soluciones en todas las patologías, incluidas las raras o ultrararas, que precisamente estos días cuentan con una mayor notoriedad al celebrarse el Día Mundial. Desde el 2000 hasta hoy los tratamientos para tratar enfermedades consideradas raras han aumentado notablemente:de los 8 disponibles entonces a los 169 actuales. Además, actualmente existen más de 640 ensayos clínicos en marcha en todo el mundo centrados en tratamientos para enfermedades raras. Apostemos por la I+D.