Santiago de Quiroga Presidente Editor de EG | viernes, 20 de enero de 2017 h |

El modelo de finaciación de las CC.AA no es ajeno a uno de sus principales gastos: la sanidad. Pero la pregunta sigue siendo cómo financiarla, con qué parámetros y cómo distribuir, entre diferentes territorios, diferentes criterios. Al final, lo importante es que las CC.AA cuenten con recursos para ofrecer y atender las necesidades presupuestarias sanitarias. De necesidades, ahorros y futuro comprometido se ha hablado en estos días. Tras la buena noticia de que España es el país, junto a Japón, más longevo del mundo, viene la realidad de cómo sostener la Sanidad y otras cosas públicas. En España no se pueden proponer sacrificios a los jubilados ni en broma, como hizo el ministro nipón de Finanzas en serio: pidió a sus ancianos que se dieran prisa en morir. El tronco común del género Homo se encuentra cada vez más alejado de algunos, visto lo visto.

Pero hay más cosas; el grupo de expertos anunciado va a ser mixto y contará con representantes de todas las CC.AA: 17 más dos de Ceuta y Melilla, junto a otros expertos designados por el Estado. Se trata de que lleguen a un análisis del coste y evolución del gasto sanitario, observando el impacto en los presupuestos. Si a la Sanidad le unimos la dependencia, es para hacer los números con mucho cuidado, sin duda. Quizás por eso en esta semana no ha habido casi nadie que no haya hablado de precios, fiscalidad o ahorros.

Castilla-La Mancha ya ha aclarado que ahorrará con una política de sustitución de biosimilares y de importación de las subastas andaluzas. El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, ha dicho que no perderá un minuto más en rebajar la factura farmacéutica. Sin embargo, ya han matizado que intentarán mejorar y evitar algunas de las críticas que se vierten sobre las subastas, tal y como están en la actualidad. En el Senado la ministra Dolors Montserrat intentaba zanjar el asunto del copago y afirmaba que “no está en la agenda”. Por ahí la oposición no va a dejar realizar ningún ajuste. Susana Díaz ha conseguido al fin volver a las 35 h semanales, tras las 37,5 h obligadas por Ley estatal en 2011, convertido en promesa electoral. Díaz quiere que esto permita la creación de puestos de trabajo de empleados públicos para completar las horas perdidas. En Madrid, la presidenta popular Cristina Cifuentes, insiste en que los territorios puedan decidir los impuestos que quieran, y presume de que la fiscalidad madrileña es la más baja de España. Cifuentes es partidaria de alcanzar un pacto sanitario que establezca los mismos derechos para los pacientes en España. Hablando de derechos, Antonio Bernal, presidente de la Alianza General de Pacientes, ha hecho público un documento de trabajo que detalla la lista de derechos y deberes, que vendría muy bien al hilo de todo esto.

Fuera de España, la OCDE da sus recomendaciones, durante la reunión de ministros de salud de 35 países celebrada hace días en París. Se insiste en que la evidencia disponible debería ser la medida del precio de la innovación, incluso de la cobertura o ajuste de precios. Los ministros reunidos debatieron acerca de las reformas necesarias en materia de sanidad. Que debatan y tomen decisiones, que vienen curvas.

Para sostener la cosa pública, España
no pedirá copagos… Y Japón animó a morir rápido a sus mayores

Seguiremos la pista…

Las finanzas del gasto social y, especialmente, de la sanidad, copan la información sanitaria de la semana, dentro y fuera de España.

La conferencia de presidentes fija un mes de plazo para constituir el grupo de expertos que analizará el gasto sanitario.

Agustin Rivero seguirá al frente por el tiempo que se le necesite y pueda. Admiro el servicio público de algunos responsables que ocupan sillones de alto voltaje y pocas alegrías.

Castilla-La Mancha intentará importar un modelo de subastas mejorado. Quizás lo podrían exportar, tras su mejora, al lugar de origen.

Otra más del Presidente Trump: planea colocar a un activista anti-vacunas al frente de la estrategia de inmunización. Me parece que será una estrategia mala, así…sin pensar mucho.