pública

br

Santiago de Quiroga Presidente Editor de EG | viernes, 25 de enero de 2019 h |

María Luisa Carcedo tiene intención de colocar la Salud Pública entre sus prioridades. Desde luego, muchos asuntos de gran relevancia recaen en este departamento, incluyendo la prevención a través de la vacunación, los planes de VIH, la planificación de las estrategias nacionales o la calidad asistencial. Desde un punto de vista normativo, el reto de actualizar la regulación en Salud Pública supone un desafío aún por confirmar, que otros intentaron desarrollar y no consiguieron. La llegada de Pilar Aparicio a la DG de Salud Pública, Calidad e Innovación ha reforzado la vía del diálogo con todos los agentes, siguiendo las directrices de la ministra Carcedo y que la DG de Cartera Básica y Farmacia ya desarrolla con éxito desde hace meses.

Efectivamente, es el diálogo con los agentes implicados lo que asegura el liderazgo en la coordinación y la puesta en marcha de materias de interés general, como la salud pública. El diálogo es ahora más intenso, como ocurrió con el calendario vacunal a lo largo de toda la vida que fue circulado a sociedades científicas con antelación. De las 10 prioridades de la OMS en 2019, cinco tienen que ver con prevención de infecciones, inluyendo el VIH/Sida, la eliminación del cáncer cervical (causado por el VPH), el movimiento antivacunas y la preparación para una potencial pandemia de gripe (tarde o temprano, aseguran). El próximo encuentro entre las tres organizaciones representativas de pacientes y la DG de Salud Pública, para empoderar a los pacientes y a la ciudadanía, es ya un signo de identidad del actual equipo ministerial.