cisns

br

Santiago de Quiroga Presidente Editor de EG | viernes, 27 de abril de 2018 h |

Una excelente editorial de GACETA MÉDICA, publicación editada por Wecare-U, proporciona una excelente visión del guión sobre el plan de medicina de precisión (MP), elaborado por el ministerio de Sanidad, de página y media, que ha sido debatido con los consejeros de Sanidad en el encuentro del CISNS de la semana pasada. El documento, muy escueto para algunos, podría haber pecado de extenso y de tener un carácter “recentralizador” al profundizar demasiado. El excesivo celo del ministerio ha evitado quejas de tener ya trazado todo, incluyendo el “tú invitas y yo pago” del que algún consejero de sanidad se queja con asuntos que coordina el ministerio y acaba en el presupuesto de las CC.AA. No hay que olvidar que nuestro sistema sanitario está descentralizado, y que los presupuestos del Gobierno (del Ministerio de Sanidad) no deben tratar de duplicar actividades de las CC.AA. La pregunta es: ¿Se debe diseñar un Plan de Medicina de precisión (con presupuesto ministerial) o una Estrategia Nacional (sin presupuesto)? Una preocupación se desprende del documento compartido en el Interterritorial, en relación al “desarrollo [del Plan de MP] a partir de los recursos y capacidades ya existentes”. ¿Se pretende ir adelante con un plan de esta envergadura sin recursos adicionales a los existentes? Es cierto que hay “varias instituciones y organismos” que han demostrado disponer de recursos y capacidades en MP, pero es necesario pensar en 9 meses y que tenga una partida presupuestaria del Gobierno en 2019.