Alzheimer: lluvia en el desierto con Aducanumab

1596

A medida que la población envejece, las enfermedades neurodegenerativas incrementan su morbimortalidad. Como contrapartida, los hábitos saludables previenen de las enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer. En España se estima que hay entre 700.000 y 800.000 personas afectadas de distintos tipos de demencia neurodegenerativa. De éstos, entre el 60 y el 80 % corresponden a la enfermedad de Alzheimer.

“En España se estima que hay entre 700.000 y 800.000 personas afectadas de distintos tipos de demencia neurodegenerativa”

Tras 20 años sin terapias para el Alzheimer, una segunda oportunidad a mayores dosis aparece de nuevo. Aducanumab ha recibido una aprobación condicional de la Agencia Americana de Medicamentos (FDA).

El coste humano y económico de la enfermedad de Alzhemier es extraordinario, por lo que cualquier noticia es recibida con enorme esperanza. Pero es preciso ser prudentes y esperar a que la evidencia aparezca con claridad.

La FDA ha aclarado en su nota de prensa que se trata del primer medicamento que se dirige a la “fisiopatología de la enfermedad de Alzheimer”. Ya en 2019 una compañía China obtuvo la aprobación (en dicho país) de Oligomannate (GV-971) cuyos datos clínicos son puestos en duda por los especialistas del resto del mundo.

La relevancia de la aprobacion de la FDA es tal, que la Sociedad Española de Neurología (SEN) a través de su grupo de estudio de demencias, ha realizado una nota informativa al respecto.

Aprobación condicional

La FDA contempla acelerar la aprobación de medicamentos “contra una enfermedad grave o mortal que proporcionen un beneficio clínico significativo…”. No ha sido una decisión fácil porque los estudios solicitados a la compañía investigadora (Biogen) no se llevaron a cabo.

“Los estudios post aprobación van a condicionar la permanencia del nuevo medicamento en el arsenal terapéutico en los próximos años”

El debate se extendió durante meses en el seno de la FDA. Los estudios post aprobación van a condicionar la permanencia del nuevo medicamento en el arsenal terapéutico en los próximos años. Tras un tortuoso camino, incluyendo el anuncio de ensayos clínicos fallidos, nuevos datos muestran que puede ser una opción que debe seguir estudiándose. El día que anunciaron el fracaso de su primer ensayo (2019) las acciones de Biogen cayeron un 30%.

La EMA se pronunciará en los próximos meses respecto de la aprobación en la UE.

Mecanismo de acción

Aducanumab, de Biogen, reduce las placas de la proteína beta-amiloide de las neuronas, lo que podría proporcionar importantes beneficios clínicos. No se trata de una cura para la enfermedad. A dosis altas elimina la acumulación de la placa mieloide de los pacientes con Alzheimer que se deposita durante décadas. Pero traducir eso a un beneficio clínico requiere de ensayos a largo plazo aún por desarrollar.

La enfermedad y la asistencia sanitaria

La “hipótesis amiloide” establece que es la acumulación de esta proteína la que causa la enfermedad de Alzheimer. Pero no es ampliamente aceptada por toda la comunidad científica. Si el anticuerpo monoclonal Aducanumab es capaz de eliminar la placa podría enlentecer la progresión de la enfermedad en teoría.

En aquellos enfermos en estadio temprano el impacto en la historia natural del Alzheimer sería de gran relevancia, así como su potencial uso.

La SEN piensa que faltan cambios profundos en la atención a las personas con Alzheimer en nuestro país. Se requiere una asistencia neurológica de calidad en todo el territorio. El diagnóstico precoz de certeza, con apoyo de biomarcadores, requiere de neurólogos expertos en demencia integrados en unidades multidisciplinares con acceso a tecnología y hospitales de día. Quizás es momento de revisar el Plan de Alzheimer para 2022 ó 2023 para resituarnos y estar preparados para nuevos medicamentos cuando confirmen su eficacia.

Biogen afirma que se observa, en los pacientes tratados con su molécula, beneficios significativos cognitivos, de memoria, orientación y habla. En un brazo con altas dosis se observó un pequeño pero significativo efecto que ralentiza el deterioro cognitivo de las personas con Alzheimer.

“las lagunas que existen aún sobre su eficacia establecerán el papel provisional en la terapéutica una vez aprobado en la UE”

La investigación

Existen otros dos medicamentos de Roche (Gantenenumab) y Eisai (Lecanemab) que se encuentran en fase III y que, según confirma la SEN, se están investigando en varios centros españoles. Se prevé que dichos estudios terminen en 2023 y 2024, respectivamente.

Aunque se trata de una buena noticia, las lagunas que existen aún sobre su eficacia determinarán el papel provisional en la terapéutica una vez aprobado en la UE. Los propios neurólogos en España piden prudencia. Y es que el drama del Alzheimer puede hacer que perdamos de vista lo relevante: se debe establecer el beneficio clínico para el paciente con solidez.