farmacéutica

br

Santiago de Quiroga Presidente Editor de EG | miércoles, 28 de marzo de 2018 h |

En las acciones contra el cáncer hay que aprovechar todos los recursos disponibles. Ya nadie duda de la eficacia de los planes de cribado. Informar a las personas de más de 50 años que se realicen las pruebas oportunas (examen digital del recto, heces en sangre, colonoscopia…) permite la detección precoz en cáncer colorectal (CCR). Estos adenocarcinomas, que se agrupan como CCR, tienen un mejor pronóstico gracias a las pruebas de cribado: carta, teléfono, indicaciones del médico de primaria o la botica. La botica tiene una situación privilegiada porque su cercanía y capilaridad no la alcanza ningún agente sanitario. Cataluña, Baleares, Murcia y, muy pronto, Castilla y León, ya han incorporado a las farmacias a las pruebas de cribado en CCR. En España, más de 500.000 personas viven con un cáncer, y se diagnostican cada año 250.000 casos nuevos. Los servicios de oncología médica no pueden centrarse en los supervivientes de cáncer, y su tiempo se ve limitado por los nuevos pacientes: es necesario incorporar a la atención primaria y a la farmacia. En hombres: próstata, colorrectal y pulmón lideran los diagnósticos nuevos. En mujeres: mama, colorrectal y útero. El diagnóstico precoz podría aliviar los más de 12.000 millones de euros de costes totales (por el método del capital humano calculado por Omakase) de los que casi 5.000 millones son directos. Casi 100.000 pensiones actuales contributivas. ¿Hay más razones para contar con la botica?