E.M.C./C.M.L. Madrid | viernes, 04 de mayo de 2018 h |

El proceso que deben seguir los fármacos hasta ser accesibles para los pacientes con cáncer es “largo, tedioso y heterogéneo a nivel autonómico y hospitalario”. Así lo explica la coordinadora de la Comisión de Acceso de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Ruth Vera. “Sabemos que cada comunidad autónoma tiene un proceso diferente para evaluar el acceso a un tratamiento oncológico y no siempre se aprueba siguiendo las recomendaciones de los Informes de Posicionamiento Terapéutico (IPT), aunque las CC. AA. hayan colaborado en su elaboración”, apunta.

La actual situación de coexistencia de distintos Informes de Evaluación con otros estamentos reguladores genera desigualdades entre las distintas CC.AA. con respecto al nivel de incorporación y al tiempo que tardan los fármacos antineoplásicos en estar disponibles para los pacientes.

De este modo, Vera asegura que actualmente están trabajando en un nuevo estudio sobre la accesibilidad a los fármacos oncológicos analizando el proceso que se sigue a nivel europeo, central y autonómico para la evaluación y aprobación de estos fármacos. “Vamos a analizar la trazabilidad de los tiempos de aprobación de las diferentes entidades reguladoras (Agencia Europa del Medicamento —EMA—, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y comunidades autónomas), así como la variabilidad”.

Además, Vera destaca que el interés de la sociedad científica se está centrando en valorar la incorporación de escalas de beneficio clínico en los informes de evaluación de fármacos que realizamos.

Perfil de la comisión

Como asegura la presidenta de SEOM, actualmente esta comisión está integrada por expertos de reconocido prestigio nacional e internacional especializados en diferentes patologías, con un gran peso específico en la comunidad científica, en las comisiones evaluadoras y con amplia experiencia en la gestión clínica. Además cuentan con una amplia representación geográfica de todo el territorio.

El estudio que están realizando en la actualidad está en un proceso de revisión de toda la metodología a utilizar, aunque adelanta que contará con un análisis cuantitativo y cualitativo “con el máximo nivel de rigor científico e independencia”.

Se trata de un proyecto de SEOM totalmente independiente donde están barajando la posibilidad de incorporar a representantes de otras entidades y organizaciones. “Una iniciativa participativa”, asegura la oncóloga.

El informe de 2015

En el Estudio SEOM de hace tres años, se analizó la situación del acceso de algunos fármacos oncológicos, los procedimientos necesarios para su aprobación tanto en términos de tiempo como de mecanismos y su trazabilidad. Los resultados del Estudio SEOM confirmaron que existe heterogeneidad en el acceso a algunos tratamientos, dependiendo de la comunidad autónoma o del centro sanitario.

Entre las medidas que propusieron los autores de este trabajo se centraron en la eliminación de las barreras autonómicas y hospitalarias que dificultan el acceso real a los fármacos aprobados.

Homogeneizar el acceso a las terapias a lo largo de todas las comunidades autónomas, “exigiendo que se cumplan las mismas condiciones en todo el territorio nacional y que éstas sean las aprobadas por el Ministerio de Sanidad, y por la Aemps, para impedir la demora actualmente existente entre la fecha de aprobación a nivel europeo y la posibilidad real de su prescripción en todos los servicios de Oncología Médica.