| miércoles, 27 de septiembre de 2017 h |

La terapia génica ha llegado y está para quedarse. Así se ha resaltado en ‘Terapia Génica: ¿El futuro de la medicina?’ organizado por Pfizer en el Palacio de la Prensa de Madrid, dónde han participado los expertos Juan Bueren, jefe de la División de Terapias Innovadores Hematopoyéticas en el Centro de Investigaciones Energéticas y Tecnológicas (Ciemat) y Ramón Alemany, jefe del Grupo de Terapia Génica y Viral del Cáncer.

Ambos especialistas han destacado que la terapia génica está teniendo más éxito en enfermedades debidas a un solo gen “porque es solo una diana la que hay que localizar”.

“En caso de las inmunodeficiencias y otras enfermedades monogénicas parecidas que afectan a las células sangre, el éxito de los ensayos es tan grande, con eficacias terapéuticas próximas al 100%, que lo que se está planteando ya es cual ha de ser la manera de tratar las enfermedades monogénicas que afectan a las células de la sangre, si el trasplante de médula ósea o la terapia génica”, resalta Juan Bueren.

Estos avances sustituirán a los trasplante hematopoyético. “De aquí a cinco años todos los pacientes que tengas este tipo de enfermedades se tratarán con terapia génica” continúa Bueren. “Esta va a ser la terapia del futuro”.

En cuanto al coste económico, los expertos afirman que cuando las empresas sufraguen los coste de investigación de los ensayos clínicos, el precio de estos tratamientos bajarán “de manera inmediata”.